Saltar al contenido

¿Qué es la esclerótica?

La esclerótica es la parte blanca y externa del ojo que ocupa desde la córnea hasta el nervio óptico. Pasa a través de la coroides y la recubre la conjuntiva.

¿Cuáles son las Partes de la esclerótica?

Está principalmente constituida de fibras de colágeno que van en varias direcciones. Su parte de adelante recubre la conjuntiva hasta la córnea. Tres capas la componen.

Más información: ¿Qué son las cataratas en los ojos?

Fusca:

Es la parte más interna, contenida de vasos sanguíneos que transportan el fluido necesario al interior del ojo. Además está formada por colágeno y células pigmentadas.

Fibrosa:

Su composición fibrosa, nace de su carga de colágeno. Lo que le brinda consistencia y sustancia a la esclerótica.

Epiesclera:

Es la más externa, compuesta de tejidos y fibras elásticas. Ayuda al desplazamiento del globo ocular. Esta capa mantiene aislada la esclerótica de la conjuntiva.

esclerótica

Más información: ¿Cuáles son las partes del ojo?

Enfermedades de la esclerótica

Al ser una de las capas externas del globo ocular, está expuesta a miles de peligros y enfermedades. Entre los factores que motivan la asistencia a consulta se encuentran la escleritis. Ésta es una inflamación de la esclerótica, que puede aparecer debido a otras patologías como lo son el lupus y la artritis.

Los principales síntomas de esta son humedad excesiva, lagrimeo, producción de legañas, fotofobia. Así mismo Dolor de cabeza, enrojecimiento y visión doble.

Por otro lado, la esclerótica también puede verse afectada por lesiones causadas por impactos directos con objetos, alergias e intoxicación con agentes químicos.

esclerótica

Más información: ¿Por qué lloran los ojos con la cebolla?

De igual modo puede presentar cambios en su pigmentación característicamente blanca por acción de fallas hepáticas, aumento de la bilirrubina o hepatitis. En estos casos suele tornarse de un color grisáceo.

En los adultos mayores también puede cambiar de color, presentándose amarillenta. Ésto por el aumento de los lípidos en su composición, anemia, algunos medicamentos, cálculos. En recién nacidos puede darse por causa de ictericia.