Saltar al contenido

¿Qué es la diabetes emocional?

Se conoce como “diabetes emocional” a la relación que existe entre las emociones negativas y la suba de glucosa en la sangre.

¿Existe la diabetes emocional?

Muchas personas aseguran no padecer de diabetes, sino diabetes emocional o emotiva. Esto no es cierto. La diabetes emocional no es un tipo de diabetes. Este termino se usa para hacer referencia a la relación que existe entre las emociones y la diabetes.

Cuando una persona se ve afectada por situaciones estresantes, nervios, presión o angustia, el organismo comienza a aumentar la producción de ciertas sustancias, como son el cortisol, la noradrenalina y la adrenalina. Como consecuencia de esto, la liberación de glucosa se estimula y entonces el nivel de glucosa en sangre sube.

Relacionado: ¿Cuándo es el día mundial de la diabetes?

Esto no sucede solo en las personas diabeticas, sino en todas las personas. La diferencia es que quienes no padecen de diabetes tienen la capacidad de regular con rapidez los niveles de glucosa en sangre, así que estos nunca superan los valores promedios normales.
Los diabeticos, en cambio, no pueden regular la glucosa en la sangre. Esto se debe a que su páncreas no esta produciendo la cantidad de insulina suficiente o su organismo no resiste a la insulina como debe. Entonces, los niveles de glucosa suben por encima de los valores normales.

¿Por qué la diabetes puede tener una causa emocional?

La diabetes emotiva en si no existe, pero quienes son diabeticos pueden sufrir una subida de glucosa en sangre a causa de un conflicto emocional, estrés, ansiedad o tensión nerviosa.

Cuando una persona se pone tensa y nerviosa, su organismo produce más cantidad de adrenalina. Este neuroquimico tiene un efecto estimulante directo sobre la glándula suprarrenal por lo que se aumenta la producción de cortisol.

Más Información: ¿Las personas con diabetes pueden hacer ejercicio?

A su vez, estas dos sustancias provocan el aumento de azúcar en la sangre y en alguien diabetico esto produce hiperglucemia.