Saltar al contenido

¿Qué es la crianza respetuosa?

La crianza respetuosa se refiere a un nuevo modelo de crianza en el que se toman en cuenta las necesidades fisiológicas y emocionales que tienen los niños, está basada en el amor y en crear vínculos fuertes entre los niños y sus cuidadores. Bajo este modelo se busca criar niños que se reconozcan con derechos y sean independientes más adelante.

Objetivo de la crianza respetuosa

Si echamos una mirada al pasado podríamos decir que actualmente la manera de criar ha ido cambiando, cada día se escuchan y observan padres más apegados a sus hijos.

El colecho es una forma de crianza respetuosa
El colecho es una forma de crianza respetuosa

Con la crianza respetuosa se trata de no maltratar a los niños sin dejar de poner límites y para algunas personas eso es algo que no gusta.

En este tipo de crianza siempre se encontrarán contradicciones ya que para los que no lo practican parece una tontería que se tome en cuenta lo que siente el niño, es por ello que debemos como padres tener claro lo que queremos hacer para poder tener éxito en nuestra crianza.

Cosas que debemos tener presente si queremos llevar una crianza respetuosa

Para los padres que eligen este tipo de crianza deben tener presente que se trata de un proceso de aprendizaje continuo donde el amor debe reinar en todo momento.

Debe existir respeto en todo momento y es muy importante que los padres también muestren respeto por todos los que les rodean para que puedan enseñar desde el ejemplo.

Más Información: ¿Cómo fortalecer la autoestima en los hijos?

Mostrar empatía hacia los sentimientos que manifieste el niño, eso permitirá al niño poder mostrarse como es sin tener miedo a expresarse de manera libre.

Entender que cada niño tiene su ritmo y que no existen los niños “perfectos”, si queremos tener niños sanos emocionalmente debemos dejar de compararlos con otros niños.

Estar presentes en la vida de los niños, si estamos disponibles para nuestros niños esto creará un vínculo más fuerte entre padres e hijos.

Fijar límites claros, no dejar que el niño haga cosas que no debe, mostrar los límites siempre, pero basándose en el respeto, tener presente que se pueden poner límites sin necesidad de amenazas o maltrato físico.

Reconocer que los niños son seres individuales y no inferiores, que tienen derechos como cualquier sujeto y que se deben hacer cumplir.

Prácticas favorables

También es cierto que actualmente hay muchos padres que están practicando crianza respetuosa sin saber que están haciéndolo, es por ello que se han establecido algunas prácticas que apoyan y favorecen la crianza respetuosa.

Practicar la lactancia materna a libre demanda, olvidarse de los cuentos de la abuela y dar pecho cada vez que él bebe lo requiera o necesite.

El colecho es una forma de crianza respetuosa
El colecho es una forma de crianza respetuosa

Hacer colecho, cada día se escuchan de más padres que duermen con sus hijos, lo cual facilita el descanso de padres y niños y crea fuertes vínculos con sus hijos.

Entender que el rol de cada padre es importante y que los dos pueden participar activamente en las actividades que deseen con sus hijos.

Cargar a sus bebés, esto permite que el niño se sienta tomado en cuenta y sienta el calor de sus padres lo cual le da tranquilidad.

Más Información: ¿Qué cosas hacen feliz a un niño?

Entender que él bebe no llora por manipulación y que dejarlo llorar no es sano para ningún niño.

Es importante que como padres entendamos que lo que hagamos con nuestros hijos es nuestra decisión y que los tiempos han cambiado, por lo que aún es un desafío hacer valer la crianza respetuosa.