Saltar al contenido

¿Qué es la córnea?

La córnea es un lente delgado y transparente que recubre todo el iris y el cristalino del ojo, a la vez que refracta la luz hacia la retina. Se considera una de las principales estructuras responsables de la visión.

¿Cuáles son las partes de la córnea?

Se pudiese creer que la cornea es únicamente un lente, sin embargo, esta es bastante compleja. Está formada por seis cámaras sensibles que hacen posible el paso de la luz. Estas son las siguientes:

Cornea

Más información: ¿Por qué algunas personas salen con los ojos rojos en las fotos?

1- Epitelio corneal

Es la capa más externa y extensa de la córnea el cual cumple una función protectora. Está formada a su vez por al menos cinco capas. Éstas capaces de renovarse constantemente.

2- Estrato de Bowman o membrana basal anterior

Es más interno y muy resistente. Se encarga de proteger al estratoma de la córnea. Se constituye de fibras de colágeno  y células prismáticas.

3- Estroma corneal

Es aún más fuerte que el anterior. Está formada por 200 estructuras de colágeno divididas por espacios iguales que le dan transparencia a la córnea.

4- Capa de Dua

Es la última de las capas de la córnea, cargada de queratocitos, células capaces de desprenderse de las demás capas y renovarse cada cierto tiempo.

Más información: ¿Qué son las cataratas en los ojos?

5- Membrana basal posterior

A diferencia de las demás capas no posee células que le permitan regenerarse por lo que con el paso del tiempo se vuelve mucho más gruesa.

6- Endotelio corneal

Sirve de barrera entre el estroma corneal y el humor acuoso, impidiendo que el agua y solutos pasen de la cámara anterior al estratoma. Esta capa no se regenera, por el contrario tiende a estirarse para suplir a las células que ya han cumplido con su vida útil.

Más información: ¿Cuáles son las partes del ojo?

Enfermedades de la córnea

CORNEA

Los principales causantes de enfermedades corneales son los defectos refractivos como la miopía y la hipermetropía, sin embargo, ésta puede ser afectada además por agentes externos como golpes, infecciones, alergias y causar patologías como el queratocono.