Saltar al contenido

¿Qué es la cibercondría?

Un cibercondríaco es una persona que padece hipocondría, con la particularidad que se auto-diagnostica en base a la información que obtiene por Internet. La hipocondría es un trastorno que genera obsesión por la salud y un miedo irracional a padecer alguna enfermedad grave. En un cibercondríaco esta obsesión se manifiesta en la búsqueda en Internet sobre cualquier síntoma, por mínimo que sea.

¿En qué consiste la cibercondría?

Es normal buscar en Internet sobre algún síntoma o tema de salud. Todos lo hemos hecho alguna vez. Esto no es malo, todo lo contrario, conocer y aprender sobre nuestra salud puede ayudarnos a prevenir muchas enfermedades. Lo malo es cuando la persona se obsesión con su salud al punto que no puede vivir una vida cotidiana normal.

La cibercondría es una conducta guiada por la ansiedad y temor que produce la hipocondría. Las personas que padecen este trastorno necesitan calmar su miedo de enfermarse y morirse por eso chequean su salud buscando información en los buscadores de Internet.

El mínimo malestar o síntoma extraño que sienten es razón para buscar en Internet sobre salud y enfermedades. Reiteramos: no es malo informarse, el problema es que la ansiedad de los hipocondríacos los lleva a relacionar cualquier síntoma con una enfermedad grave y la búsqueda en Internet en lugar de tranquilizarlos los altera aun más.

¿Cómo influye el Internet en la hipocondría?

Internet le ha dado a sus usuarios la facilidad de acceder a un mundo infinito de información a solo un clic de distancia.
Un hipocondríaco antes necesitaba recurrir a la libros o revistas con temas de salud para poder analizar sus síntomas. En cambio, hoy en día, solo debe escribir los síntomas que tiene en el buscador para obtener miles de resultados. Todo en menos de un minuto.

El problema del Internet es que mucha de la información que arrojan los buscadores no esta certificada por científicos o expertos.
Una persona que comprende esto usa la información para conocer más y luego consulta a su medico de confianza para corroborar los datos. Un cibercondríaco, en cambio, pone toda su confianza en esa información y con ella elabora sus pronósticos negativos.