Saltar al contenido

¿Qué es La Bauhaus?

La Bauhaus fue la primera escuela de diseño en el siglo veinte, de la cual emergió todo un movimiento artístico internacional. Fue fundada por el arquitecto Walter Gropius en Weimar, Alemania, en el año 1919. Hasta 1933, año en el que dejó de existir, La Bauhaus tuvo gran influencia en los ámbitos políticos, cultural y social de Europa.

El origen de La Bauhaus

Walter Gropius fundó La Bauhaus con la intención de crear un movimiento artístico que ayudara a modificar la enseñanza de las artes.

El arquitecto buscaba marcar la diferencia e impulsar la transformación de la sociedad burguesa de la época.

Luego de la primera Guerra Mundial se vivía una especie de decadencia o merma filosófica en el arte y la cultura.

En este periodo histórico, La Bauhaus fue la respuesta.

Bauhaus_diseño
La noción del fundador estimaba realizar diseños que fueran de consumo masivo, estéticos y con componentes artesanales.

Para la época, existían diversos movimientos sociales y artísticos.

Estos buscaban realizar una revolución en la forma de pensamiento y concepción cultural y social.

Otros grupos buscaban transformar el arte, el diseño y la cultura de manera radical.

Ellos se planteaban influir en nuevas formas de pensamiento.

Desde allí inició una escuela que se conoció como la Staaliches Bauhaus o Casa de la Construcción Estatal.

Estaba dirigida al diseño, fotografía, artesanía y, posteriormente, arquitectura.

Tanto Gropius como quienes formaron parte de esta escuela y de las tendencias que surgieron a partir de allí eran militantes de la izquierda como ideología política.

La Bauhaus en cada detalle

La Bauhaus estuvo presente de diversas formas y hasta en pequeños detalles

Desde su concepción como escuela de arte y diseño, hasta su trascendencia como artífice de nuevos esquemas de pensamiento.

El hecho de que el diseño gráfico y el industrial fueran considerados, como profesiones, surgió a partir de allí.

Y esto transformó la manera de ver y sentir los objetos que formaban parte de la cotidianidad.

Bauhaus
Walter Gropius, fundador de La Bauhaus, buscaba marcar la diferencia e impulsar la transformación de la sociedad burguesa de la época.

De manera que todo comenzó a girar en torno a una nueva estética.

La influencia de esta escuela abarcó desde las mínimas sillas o mesas que se usaron hasta utensilios de cocina.

También lámparas, muebles, edificaciones, fotografías y artesanías.

Relacionado: ¿Qué es el Arte Cinético?

Las figuras geométricas tomaron relevancia en el diseño, bajo el lema de “la forma sigue a la función”.

Así como la modernidad, los colores básicos o primarios y modelos más simples y funcionales.

El arte comercial

El concepto de diseño de la Bauhaus pensaba la creación de algo.

Podía ser desde un objeto hasta una edificación, de acuerdo a la función que realizarían.

Estimaban eliminar la diferencia conceptual entre artistas y artesanos.

La noción del fundador estimaba realizar diseños que fueran de consumo masivo, estéticos y con componentes artesanales.

Él estimaba que a través del arte se le pudiera dar respuesta a las necesidades de la sociedad.

Además, que el diseño tuviera un valor intelectual y comercial.

Todo esto en productos accesibles para el público.

Relacionado: ¿Qué es un museo?

Y es que tenían la meta de vender los productos que se fabricaran en La Bauhaus.

Para el creador, esta era una manera de poder autofinanciarse y no recibir subsidios gubernamentales.

Un estudiante de esta escuela era un artista integral, que obtenía conocimientos en diversas áreas.

Por ejemplo, fotografía, diseño, escultura, pintura, arquitectura, tipografía y danza.

Todos aprendían bajo el método de “aprender haciendo”.

Es así que llegaban a conocer las artes y herramientas para trabajar todo tipo de materiales.

A esta etapa le siguieron dos más, en las que se incorporaron nuevas tendencias europeas.

Entre ellas la rusa en materia de arquitectura.

En 1932, con la llegada del Nacional Socialismo (Nazis) cesó el financiamiento económico a La Bauhaus.

Esto obligó a que la escuela fuera trasladada a Berlín en 1933, lugar en el que fue clausurada ese mismo año.