Saltar al contenido

¿Qué es la anorexia nerviosa?

La anorexia nerviosa es una enfermedad de carácter psiquiátrico. Se caracteriza por tratarse del desequilibrio en la percepción del esquema corporal, lo que genera la perdida de peso exagerada. Esta enfermedad afecta principalmente a las mujeres.

¿En qué consiste la anorexia nerviosa?

La anorexia nerviosa es un trastorno psicológico. Esta enfermedad, por lo general, comienza a manifestarse en la adolescencia, aunque también puede afectar a niños y adultos.

La principal característica de este trastorno es la perdida de peso en forma significativa. Es la misma persona la que se provoca la perdida de peso, controlando la cantidad de comida que ingiere. Su dieta es mínima y muy restringida. Ademas, también utilizan diuréticos y laxantes, realizan ejercicio físicos excesivos y se provocan vómitos.

Siente un gran temor de engordar y como sufre de una alteración en la percepción de su imagen corporal, su miedo y tensión al comer es mayor.

La perdida de peso, en la anorexia nerviosa se ve acompañada de un desequilibrio hormonal que trae otras consecuencias.

¿Cuáles son las causas de la anorexia nerviosa?

Las causas de la anorexia nerviosa no se conocen con exactitud, pero en la mayoría de los casos es provocada por factores socioculturales.

Los factores de riesgo que pueden provocar la anorexia nerviosa son:

  • Obesidad
  • Muerte de un familiar o amigo
  • Divorcio de los padres
  • Mudanza
  • Decepciones y frustraciones
  • Situaciones estresantes y traumaticas
  • Accidentes

Tipos de anorexia nerviosa

La anorexia nerviosa se puede clasificar en dos tipos de trastornos.

  • Restrictivas: Estos pacientes pierden peso por medio de controlar su dieta. Por lo general no se auto provocan, ni se utilizan purgantes. En ocasiones, pierden más peso realizando ejercicios físicos de forma excesiva.
  • Purgativas: Los anorexicos de este tipo utilizan purgantes después de cada comida.

¿Cuáles son las consecuencias de la anorexia nerviosa?

La anorexia nerviosa puede ocasionar diferentes consecuencias negativas en la salud. Entre ellas osteoporosis, enfermedades cardiovasculares, y alteraciones en la actividad metabólica.

Este trastorno puede ser muy grave ya que aumenta notablemente el riesgo de muerte.