Saltar al contenido

¿Qué es la alergia al sol?

Se llama “alergia al sol” a una serie de alteraciones en la piel provocadas por la luz solar que, en realidad, no son consecuencias de una reacción alérgica.

¿Existe la alergia al sol?

Aunque normalmente se lo llama “alergia al sol”, en realidad no es una alergia. No existe la alergia al sol.

Se denomina de esta manera a varias alteraciones dermatológicas que son desencadenadas por la exposición a los rayos solares.

¿Qué produce la alergia al sol?

Erupción polimorfa solar: Esta es una enfermedad en la piel provocada por el sol. Comúnmente afecta la zonas más expuestas a la luz solar, como el rostro, los brazos y las manos. Después de estar expuesto al sol, en poco tiempo comienzan a aparecer lesiones pequeñas que pueden causar picazón o no, y al desaparecer no dejan cicatriz.
Para su tratamiento se recomiendan antihistamínicos y corticoides. Lo mejor es prevenir estas erupciones cutáneas usando protectores solares en crema. También se puede llevar a cabo una fototerapia para reducir la sensibilidad de la piel al sol.

Urticaria solar: Tal como lo indica su nombre se trata de una urticaria provocada por el sol. Cuando la persona se expone al sol, en su piel comienzan a aparecer ronchas similares a una picadura de insecto. No solo aparecen en la parte del cuerpo expuesta al sol, sino en cualquier zona. Para su tratamiento se recomienda protección solar de alto factor y antihistamínicos.

Fotodermatosis por medicamentos: Algunos tipos de medicamentos causan que el organismo responda de forma negativa a la exposición al sol. Como consecuencia, en la piel comienzan a producirse ampollas parecidas a las quemaduras.
Por lo general, los antibióticos que producen estos efectos secundarios son los ansiolíticos, antidepresivos, antibióticos, antiinflamatorios y diuréticos.

Porfirias cutáneas: Cuando los niveles de porfirinas en la sangre se encuentran alto, el organismo no puede producir hemoglobina y mioglobina de forma normal. Es por eso que con la exposición al sol se presentan erupciones en la piel, zonas enrojecidas y ampollas. Otros síntomas que también pueden presentarse son el dolor abdominal y las convulsiones.

Hidroa Vacciniforme: Se trata de una enfermedad que afecta a niños de fototipo de piel clara y dura hasta la adolescencia. Aunque afecta por lo general en el verano, los síntomas también pueden presentarse en el invierno. Se forman vesículas que contienen sangre, al desparecer dejan cicatrices.