Saltar al contenido

¿Qué es la ablutofobia?

Se denomina “ablutofobia” al miedo irracional a bañarse y limpiarse. Se trata de una fobia causada por un trauma relacionado con el baño que queda en la mente inconsciente. Como consecuencia, quienes padecen esta fobia sienten ansiedad, nauseas y mareos cuando se encuentran en una situación relativa a la limpieza e higiene personal.

¿Cuáles son las causas de la ablutofobia?

Es normal que los niños cuando son pequeños sientan temor por el agua ya que para ellos es algo desconocido. Luego comienzan a entender que bañarse no representa ningún peligro, entonces el temor desaparece y empiezan a disfrutarlo.

Otras personas, en cambio, desarrollan lo que se conoce como ablutofobia y es el temor a limpiarse o bañarse.

Generalmente esto ocurre cuando han vivido un hecho traumatico relacionado con la bañera, agua o higiene. Por ejemplo, es muy común que niños que hayan sido bañados de forma forzada cuando tenían temor desarrollen esta fobia, o quienes hayan observado como alguien cercano sufría un accidente grave por resbalarse de la bañera.

Por estos traumas, la mente relaciona la bañera, el agua y la ducha como algo peligroso y el organismo reacciona con síntomas negativos.

¿Cuáles son los síntomas de la ablutofobia?

Frente a situaciones, quienes padecen ablutofobia comienzan a presentar síntomas físicos y fisiológicos.

Algunos de los síntomas más comunes de la ablutofobia son:

  • Nauseas
  • Sudoración excesiva
  • Temblor
  • Dolor de cabeza
  • Mareo y perdida de estabilidad
  • Falta de aliento
  • Aumento en la presión arterial
  • Frecuencia cardíaca acelerada
  • Ataques de pánico

Solo el hecho de pensar en tener que bañarse, su mente se llena de ideas de muerte lo que genera angustia y ansiedad.

¿Cuáles son las consecuencias de la ablutofobia?

Las personas con ablutofobia, por supuesto intentan evitar el tener que bañarse o limpiarse para poder reducir estos síntomas tan negativos.

Las consecuencias por no llevar una correcta higiene corporal son muchas, estas afectan su salud física y mental.
Quienes lo padecen sufren el rechazo de las personas que lo rodean, lo que genera consecuencias negativas en su autoestima, su confianza personal y la forma en la que se relaciona con los demás

Ademas, al no llevar una correcta higiene, las bacterias y virus pueden atacar con más facilidad al cuerpo causando enfermedades.