Saltar al contenido

¿Qué es herpes genital?

El herpes genital se conoce como una enfermedad inflamatoria de transmisión sexual (ETS). Es causada por el herpes simple. El cual se caracteriza por  la aparición de llagas o lesiones cutáneas que se ubican en la zona genital, rectal, en nalgas e incluso en los muslos.

¿Cómo se contagia el Herpes Genital?

Esta enfermedad por lo general se contagia a través del sexo vaginal, anal u oral. Y se conoce que 1 de cada 5 mujeres con edades comprendidas entre los 14 y 49 años la padecen.

Es importante aclarar que en la mayoría de los casos, el herpes se propaga a través del contacto directo con lesiones abiertas. Sin embargo una persona asintomática también lo puede contagiar.

qué es el herpes genital

Más información: ¿Cómo se previene el SIDA?

Tal como se mencionó anteriormente, el herpes genital se transmite de diferentes formas:

  • El sexo vaginal, anal, oral o al compartir juguetes sexuales.
  • Contacto genital. Incluso sin haber tenido penetración vaginal o anal.
  • Contacto directo con los genitales.
  • Contacto con la piel que no está cubierta con el condón
  • De una madre a su bebé durante el parto.
  • Lactancia materna. En caso que el bebé tenga contacto directo con una llaga abierta.

¿Cómo se trata el herpes genital?

El herpes genital no tiene cura, sin embargo existen medicamentos con los que se puede evitar el brote, así como disminuir los síntomas y el riesgo de contagio. Evidentemente el uso de preservativo o condón, te protege de las enfermedades de transmisión sexual incluyendo el herpes.

Más información: ¿Qué son enfermedades venéreas (ETS)?

herpes genital

Más información: ¿Qué es el Sida?

Por su parte, los antivirales son los indicados para prevenir o reducir los brotes mientras se toman los medicamentos indicados por el especialista. Ayudando también a disminuir la probabilidad de contagio.

Cuando aparecen los brotes, toma las siguientes medidas para que cicatricen las llagas y evitar que trasciendan: mantenerlas secas y limpias. Evitar tocarlas. No mantener relaciones sexuales hasta que se curen del todo.