Saltar al contenido

¿Qué es el visagismo?

Hablando profesionalmente en el mundo estético, se llama Visagismo al estudio del rostro dedicado a corregir imperfecciones y exaltar la belleza de los mismos a través del maquillaje y el peinado. Luego de estudiar volúmenes, líneas faciales y tono de piel, se emplea un conjunto de técnicas para resaltarlo.

Origen del Visagismo

Nació en 1980 gracias a su creador, el estilista francés: Claude Juilliard.

Juilliard combinó la demanda del cliente, la forma del rostro y la tendencia del momento.

Esto, luego de notar gran cantidad de mujeres insatisfechas con los resultados en los salones de belleza.

Muchas de ellas manifestaban no sentirse escuchadas por sus estilistas.

Después de estudiar Bellas Artes, Claude se hace estilista para poner al servicio de las mujeres su talento artístico.

El arte del visagismo es un servicio exclusivo y personalizado.

Al prestarse este servicio, el estilista y el cliente deben estar satisfechos con el resultado final.

Juillard se ha encargado de difundir sus distintas técnicas alrededor del mundo.

Enseña en distintas partes del mundo su teoría y práctica del Visagismo

Propósito del visagismo

El visagismo es el análisis detallado de la forma del rostro para realzar la belleza de una persona con la ayuda de técnicas del estilismo, maquillaje y accesorios.

Demanda habilidad para combinar tres elementos en la elección de un estilo: la petición del cliente, línea facial y la tendencia del momento.

Relacionado: ¿El vestido negro es esencial en el guardarropa?

El estilismo del cabello también es materia de estudio en este arte debido a que lo estándares de belleza bellezas femenina y masculina han cambiado mucho.

Estos cambios muestran la evolución  comportamiento de la sociedad en general.

Además, el visagista debe sensible a las necesidades del cliente y poseer mucho tacto para tratarlo.

Por otro lado este arte le ayuda a elevar la autoestima, personalidad y confianza al cliente. El estilista es el encargado de guiar esa elevación estética interna.

Relación estilista – cliente

El cuello, la parte superior de la cabeza, los hombros, la cadera y estatura, también son estudiadas para un resultado más completo.

Para tener una perspectiva total, un espejo tridimensional es un instrumento muy útil para los expertos.

Un espejo tradicional que tiene con dos más a sus lados.

visagismo_portada
El visagismo es el análisis detallado de la forma del rostro para realzar la belleza de una persona con la ayuda de técnicas del estilismo, maquillaje y accesorios.

Gracias a esto el cliente puede ver e interactuar con profesionales durante el análisis.

De esta manera el cliente entiende cómo evolucionará la transformación.

El profesional tiene que explicarle al cliente las proporciones de sus partes, destacándolas y dándole información favorable.

El cliente debe sentirse integrado y a gusto a medida de que el proceso va avanzando.

En caso contrario el resultado será poco satisfactorio.

Sus sugerencias sobre lo que le gustaría deben ser tomadas en cuentas ya que se trata de él y el equilibrio en su apariencia tanto interna como externa.

Bases del visagismo

Cada persona posee una línea facial determinada  por la posición, forma y prominencia de su estructura ósea tomando en cuenta pómulos, perfil, nariz y frente.

Se recomienda evitar el pelo rizado y corto, al menos en los hombros si el rostro es redondeado.

Relacionado: ¿Quién fue Joan Rivers?

Se puede alargar usando un color más oscuro a tu tono en la altura de la barbilla.

Si la línea facial es triangular, el pelo corto, con flequillo disimula la frente.

El cuanto al color del cabello se recomienda el estudio a partir del tono natural del mismo, de la mano de un colorista profesional.

Y, el peinado debe ir en consonancia con el carácter, costumbres y gustos del cliente. Para esto es esencial determinar su comportamiento.

Antes de ir con el profesional, jugar frente al espejo y hacer su propia investigación es un buen ejercicio de confianza y actitud.