Saltar al contenido

¿Qué es el síndrome del perro pequeño?

Se denomina síndrome del perro pequeño a aquel comportamiento que desarrolla un canino producto de la crianza brindada por su dueño donde no han existido límites para corregir a tiempo sus travesuras; se presenta con mayor frecuencia en las razas pequeñas pues las personas tienden a darle un trato diferente a los perros pequeños en comparación con los de raza grande.

Causas del síndrome del perro pequeño

La principal causa de este síndrome es el trato ofrecido por su dueño, en pocas palabras, el perro es tratado como otro ser humano.

Los límites inapropiados dentro del hogar, condicionan este tipo de conducta en los caninos, el perro debe tener claro cuales son las normas básicas de convivencia, ya sea de raza grande o pequeña, no se debe alentar su carácter dominante; por ejemplo, tenemos un chihuahua desea dormir sobre el mueble, lo más probable es que el dueño lo tome en brazos y le busque una frazada para que esté cómodo, caso contrario sucedería si el perro en cuestión fuese un Dóberman.

Qué es el síndrome del perro pequeño
La falta de límites es una de las principales causas del síndrome del perro pequeño

La falta de socialización con otros miembros de la familia contribuyen al síndrome del perro pequeño, muchas veces los dueños desean mantener al perro en brazos todo el día y esto da a entender al canino que goza de privilegios.

Es necesario que el perro entienda cual es su puesto dentro del entorno familiar incluso si hay otras mascotas presentes en el hogar, cuando el perro aprende a ser sociable con todos, su salud emocional de mantendrá equilibrada.

Consecuencias del síndrome del perro pequeño

Los dueños no se imaginan el daño que le hacen a sus mascotas cuando no son les brindan una educación canina adecuada, sin duda las consecuencias son fatales tanto para el dueño como para el perro en cuestión.

Los resultados más notorios del síndrome del perro pequeño es un canino con altos niveles de estrés cuyas conductas nerviosas y agresivas se hacen presente de forma constante.

El nivel de estrés hace que aumente la frecuencia de los ladridos en el perro, estos pueden llegara ser incontrolables.

Más Información: ¿Por qué los perros muerden?

Muchos de los perros con síndrome del perro pequeño desarrollan ansiedad por separación, esto es una consecuencia muy perjudicial para la salud emocional del canino, así como para la del dueño.

Otras consecuencias son fobias a ciertos elementos o ruidos, conducta inapropiada o agresiva en lugares públicos, renuencia a usar la correa de paseo.

¿Se puede prevenir el síndrome del perro pequeño?

La mejor forma de evitar la aparición del síndrome del perro pequeño es incorporar una educación canina apropiada desde los primeros meses de vida de tu mascota; ahora bien, si ya el daño está hecho, no te preocupes, con paciencia y las instrucciones adecuadas podrás conseguir la solución.

Busca ayuda de un especialista para solventar los problemas de agresión de tu mascota, muchos dueños recompensan las agresiones con cariños o apapachos, lejos de contribuir, lo que hacen es reforzar la conducta del perro.

Qué es el síndrome del perro pequeño
Busca ayuda de especialistas para canalizar la conducta agresiva

Realiza actividad física junto a tu mascota, esto le permite canalizar su energía y contribuye a su estabilidad emocional.

Socializar con otras mascotas o animales es fundamental para mejorar su comportamiento.

Más Información: es-recomendable-dormir-con-los-perros

Establece límites adecuados durante su crianza, por ejemplo, no permitas que se abalance sobre las personas restándole importancia por ser pequeño, esto no lo debes permitir.

No lleves a tu perro en brazos todo el tiempo, usa la correo para dar paseos, es lo más apropiado para ambos.

Premia sus buenos comportamientos, no le brindes abrazos o recompensas para que deje de ser agresivo, esto fortalece su conducta territorial.

¡Ya lo sabes! Si tienes un perro, tu conducta influye directamente en la aparición del síndrome del perro pequeño, así que la solución está en tus manos.