Saltar al contenido

¿Qué es el Síndrome de Shock Tóxico?

El síndrome del Shock Tóxico es una enfermedad grave, causado por una toxina bacteriana. Generalmente lo producen dos tipos de bacterias: estafilococos y estreptococos. Se trata de un cuadro clínico poco frecuente, que afecta en su mayoría a las mujeres. Afecta el funcionamiento de los órganos y puede ser mortal si no se atiende a tiempo.

¿Por qué aparece el shock tóxico?

Hay dos tipos de bacterias que producen el síndrome de shock tóxico: los estafilococos y los estreptococos.

Estas bacterias generan una toxina que desencadena la enfermedad.

Aunque nadie escapa de padecer el shock tóxico, hay grupos de riesgo. Las principales son las mujeres y existen circunstancias que propician la aparición.

shocktoxico_1

 

Las más afectadas pueden ser las féminas que usan tampones por una cantidad de tiempo prolongada. Estas son las primeras víctimas estadísticas de la enfermedad.

Pero no son las únicas ni el uso de tampones es la única vía de enfermarse. Los tapones nasales para detener el sangrado también representan un riesgo probable.

Las mujeres que dan a luz también pueden padecer el síndrome. El sangrado menstrual es un mecanismo para generar el shock tóxico.

Pero, las pequeñas heridas subcutáneas, cortaduras, heridas al caer y las que se generan luego de una operación quirúrgica son focos para que se genere la enfermedad.

Por ello es que no solo las mujeres jóvenes, aquellas que están en periodo posmenopáusico; así como hombres y niños están dentro de los que pueden enfermar.

Síntomas del shock tóxico

Cuando ocurre el shock tóxico hay una serie de síntomas internos y otros que se manifiestan de forma física.

Entre los físicos está una erupción o enrojecimiento de la piel.

Estas erupciones pueden parecer como quemaduras de primer grado o cuando existe una larga exposición al sol.

shocktoxico_2
El uso de tampones puede propiciar el shock toxico

Las erupciones se manifiestan de manera fuerte en la palma de las manos y los pies.

Los ojos y la boca se enrojecen. De manera interna la garganta hace una acción similar.

Y, al igual que una quemadura, existe un proceso de descamación que puede durar algunas semanas luego de curarse.

Relacionado: ¿Por qué es importante el triptófano?

Otros síntomas que se manifiestan externamente son vómitos y diarreas frecuentes, convulsiones, fiebres altas y escalofríos.

De manera interna hay otro grupo sintomático que inicia con fuertes dolores de cabeza, desorientación y pérdida del equilibrio.

Mareos y desmayos, así como un malestar general. Los músculos empiezan a doler y la presión arterial se torna baja.

Una de las mayores consecuencias es que los órganos empiezan a fallar, sobre todo los riñones y el hígado.

El shock tóxico tiene cura

El síndrome del shock tóxico puede ser mortal si no se recibe la atención médica adecuada.

Pero, el tratamiento sanitario oportuno puede evitar males mayores, aunque no se descarta que las personas que lo padecieron vuelvan a sufrirlo.

Una de las acciones principales para curarlo es la extracción de los objetos que ocasionaron la crisis bacteriana.

Es decir, sacar del cuerpo tampones, esponjas, tapones nasales o restos de material con el que se haya curado una herida quirúrgica.

También se debe drenar la herida que ocasionó el shock tóxico.

Es altamente recomendable por los médicos la aplicación de antibióticos, con el fin de eliminar la infección.

Relacionado: ¿Por qué la sepsis es mortal?

En caso de que existan fallas renales, los pacientes deberán ser sometidos a procesos de diálisis. Así como suministrar fármacos que ayuden a regular la presión arterial.

Los pacientes deben ser hospitalizados, de manera inmediata, para poder recibir la atención sanitaria.

No es recomendable hacerlo desde casa porque en esos sitios no reúne las condiciones asépticas necesarias para tratar a los pacientes.

El shock tóxico puede incluir otras complicaciones graves como daño permanente de órganos vitales y consecuencias en el sistema cardiovascular.