Saltar al contenido

¿Qué es el síndrome de depresión post boda?

Cuando una pareja se encuentra en los preparativos de su boda, sin duda el tiempo apremia y las actividades por hacer parecen no tener fin, pero una vez que ha culminado esa etapa y empiezan una vida juntos, una serie de sentimientos inundan las emociones principalmente de la novia o ahora esposa llegando a sentir una especie de tristeza, melancolía o nostalgia, a esto se le denomina «Depresión post boda» y por lo general se presenta al día siguiente de la celebración matrimonial o al regreso de la luna de miel.

¿Qué es la depresión post boda?

La depresión post boda se ha definido como un síndrome donde se experimentan sentimientos de tristeza, nostalgia o melancolía debido al regreso a la rutina y que se ha dejado atrás esa etapa de complacencias, celebraciones y expectativas.

Se presenta con mayor frecuencia en las mujeres, aunque es preciso señalar que no todas las chicas pasan por esta etapa, tampoco es algo de gravedad.

Qué es el síndrome de depresión post boda
Por lo general son las mujeres las que padecen depresión post boda

Estos sentimientos suelen aparecer luego de la celebración de la boda o al regreso de la luna de miel, y es que la mujer siente que ya todo volvió a la normalidad, se acabaron las reuniones, los permisos laborales, las complacencias, las celebraciones y visita de la familia.

Muy pocos se dan cuanta que están experimentando un tipo de depresión y al igual que estos sentimientos aparecen de forma repentina, también suelen desaparecer con rapidez.

¿Cuáles son los síntomas?

Este bajón de emociones se caracteriza por una serie de síntomas entre los cuales destacan los siguientes.

Frustración para alcanzar las expectativas más grandes

Si fuiste una de esas novias que trataron de cuidar cada detalle para que todo saliera perfecto, de seguro tus invitados y familiares no se han percatado de las pequeñas cosas que se salieron del itinerario pues lo que han visto todo este tiempo ha sido tu entrega y dedicación.

Más Información: ¿Realmente los hombres temen al matrimonio?

Conversa con ellos y consúltales como se sintieron durante la celebración.

Desanimo por el regreso de la rutina diaria

Ya ha culminado la celebración y el viaje, ahora es momento de que te reincorpores a la cotidianidad, esto de seguro supone un gran bajón de energía y emociones.

Qué es el síndrome de depres
Luego de la luna de miel puede presentarse desanimo al regresar a la rutina

Esto se debe a que te mantuviste activa y funcionando a mil para abarcar todas las expectativas, ya las actividades se han acabado y regresas a un estado de tranquilidad o equilibrio que muchas veces es complicado tomarle el ritmo.

Sentimiento de abandono

Ya todos sabes que eres una mujer casada y que estás en una nueva etapa, dejaste de ser el centro de atención y se acabaron las complacencias, todo esto puede generarte un sentimiento de abandono, pero no te preocupes, esto también pasará cuando menos te lo esperes.

Duelo por la vida anterior

La nueva vida en pareja puede traerte sentimientos de duelo por lo que dejaste atrás, sobre todo si no has experimentado la convivencia con tu pareja antes del matrimonio.

Más Información: ¿Qué hace que los matrimonios sean duraderos?

Esto hace que te sientas en especie de duelo por la ruptura emocional de tu vida anterior, es muy normal, todo irá mejorando a medida que te estabilices en las actividades e incorpores relaciones con tus familiares y amigos a tu vida actual.

Adaptación al cambio

Por supuesto que la nueva vida en pareja trae consigo cambios, rutinas diferentes, responsabilidades y el reto de la convivencia, no tienes porque abrumarte creyendo que debes cubrir todo de inmediato, tómalo con calma pues este es un período de adaptación que leva su propio ritmo.

Tips para superar esta etapa

Para ayudarte a superar estos sentimientos encontrados, puedes seguir los siguientes tips

  • Conversa con tu pareja lo que sientes y permítete validar tus emociones.
  • Planifica reuniones periódicas con familiares y amigos e incorpóralos a actividades de nueva vida familiar como cenas, parrilladas, tarde de compras y más.
  • Realiza una lista de nuevas metas que te gustaría alcanzar a corto, mediano y largo plazo.
  • Tómate tiempo para ti, ve a la peluquería, practica algún hobbie o ejercicio.