Saltar al contenido

¿Qué es el Síndrome de Blancanieves?

Se llama “Síndrome de Blancanieves” a un trastorno que afecta la percepción de la imagen personal. Este síndrome se enfoca en la bruja del cuento. Por lo general afecta a mujeres mayores quienes desarrollan envidias hacia mujeres que consideran más jóvenes y bellas.

¿En qué consiste el Síndrome de Blancanieves?

Este síndrome no se encuentra basado en la personalidad de Blancanieves, aunque reciba este nombre, sino en el de la madrastra.

Este personaje se destacaba por poseer una gran belleza, como también por su inseguridad. Tener una hijastra más joven y más bella significaba una amenaza. Es por eso que durante toda la historia trata de eliminarla.

Cuando esta persona sufre este tipo de trastorno, se vuelve insegura. Es justamente esta inseguridad la que le hace sentir miedo a la vejez y envidia por quienes son más jóvenes y bellos.

Relacionado: ¿Qué es un síndrome?

En muchos casos, las personas desarrollan este Síndrome de Blancanieves con sus hijas. Sienten la necesidad de agredirlas y humillarlas para creerse superior.

¿Cuáles son los síntomas del Síndrome de Blancanieves?

Las personas que padecen el Síndrome de Blancanieves tienen síntomas psicológicos muy marcados. El principal signo de este trastorno es el miedo a envejecer ya que se sienten inferior por esto.

Este pavor hace que sientan rechazo hacia las demás mujeres, mucho más a las que son más jóvenes que ellas.

Para combatir esta ansiedad que les produce, buscan la aprobación de los demás hacia sus físicos, especialmente la aprobación del genero opuesto.

Necesitan ser observadas con amor, necesitan ser admiradas. Es por esta razón que no pueden estar solas, en cuanto terminan una relación, necesitan comenzar una nueva. Cuando no lo logran y ven otras parejas felices, sienten envidia.

Más Información: ¿Qué es el sindrome de la Cenicienta?

Su belleza termina siendo su prioridad, aun por encima de su salud. Siempre están añorando los tiempos pasados, creen que cuando eran más jóvenes eran más atractivas y se sentían más felices.