Saltar al contenido

¿Qué es el jet lag?

El “Jet Lag” consiste en el desequilibrio del reloj interno de una persona, es decir el reloj biológico que regula los periodos de sueño y vigilia, a causa de enfrentarse a una nueva zona horaria.

¿En qué consiste el Jet Lag?

Este también es conocido con el nombre de “síndrome de los husos horarios” y “descompensación horaria”.

El desequilibrio es generado por el nuevo horario al que se enfrenta el cuerpo cuando se viaja a un destino de larga distancia.

A causa de esto es normal que la persona se siente fatigada, confundida y con problemas en el sistema digestivo.

Por lo general este síndrome es común que los sufran aquellas personas que se trasladan largas distancias y atraviesan más de tres husos horarios diferentes.

¿Cuáles son los síntomas del Jet Lag?

Los síntomas más comunes del desequilibrio del reloj interno, conocido como Jet Lag es:

  • Cansancio extremo
  • Molestias en la digestión, por lo general diarreas y vómitos
  • Confusión para orientarse, decidir y hablar
  • Problemas en la memoria
  • Mal humor e irritabilidad
  • Apatía
  • Problema para conciliar el sueño

Afortunadamente estos síntomas irán desapareciendo con el paso de las horas. Al organismo le cuesta acostumbrarse al nuevo cambio horario, pero lo lograra. En un lapso de 2 a 6 días ya se habrán terminado todos los síntomas. En el caso de quienes viajan a un país muy lejanos, estos síntomas pueden llegar a durar hasta 14 días.

¿Cómo evitar los efectos del Jet Lag?

Aunque el Jet Lag no es nada peligroso siempre es mejor evitar sus efectos negativos. Los expertos dieron algunas recomendaciones para antes del vuelo:

  • Descansar correctamente
  • Practicar ejercicio físico
  • Comer saludable
  • Adaptar la rutina de algunos días antes a la zona horaria del próximo destino

Durante el vuelo también es importante no haber ingerido cafeína, ni alcohol, y estar bien hidratado.
Al estar sentado por mucho tiempo cada 2 horas se debe ejercitar las piernas caminando por el avión.

Por ultimo, al aterrizar en el destino es importante adaptar toda la rutina al horario del lugar así el cuerpo se acostumbrara más rápido.