Saltar al contenido

¿Qué es el iris?

El iris es la membrana que le da su coloración característica al ojo. Tiene forma circular y se encuentra interceptada en el centro por una abertura llamada pupila.

¿Cuál es la función del iris?

El funcionamiento del iris se basa en la regulación de la entrada de la luz hacia la retina. Esto a través de movimientos de expansión y contracción de la pupila. Estos se realizan con la ayuda de los músculos orbiculares. A mayor cantidad de luz el iris tiende a contraerse, y expandirse con la oscuridad. Esto le brinda la posibilidad de dejar entrar solo la cantidad necesaria de luz para permitir el enfoque adecuado de la imagen en la retina.

iris del ojo

Más información: ¿Por qué algunas personas salen con los ojos rojos en las fotos?

Por otro lado, tiene un carácter estético determinado por el factor genético. La pigmentación del iris proporciona el color de los ojos. Por lo que de acuerdo a los rasgos heredados la pigmentación será diferente en cada individuo.

El color dependerá del número de melanocitos, que son las células que contienen melanina. Según estudios, si la mayor concentración de melanina se ubica únicamente en el epitelio pigmentario retinal, el ojo será de color azul, mientras que si esta se distribuye alrededor del iris, el ojo será de color marrón.

Más información: ¿Qué son las cataratas en los ojos?

Enfermedades del iris

Muy pocas patologías pueden afectar el iris, sin embargo, existe una en específico que incluso puede llegar a influir sobre la pigmentación de esta y es el albinismo ocular, causado por la ausencia de melanina.

Esta enfermedad es genética y se caracteriza por presentar un iris transparente, decolorado, cuya principal complicación es la sensibilidad a la luz por la ausencia de filtros. También puede causar problemas de agudeza visual e incluso ceguera progresiva.

iris

Más información: ¿Cuáles son las partes del ojo?

Así mismo puede presentarse uveítis, lo cual es menos común, sin embargo se relaciona con la inflamación de la úvea, que puede derivarse en irritación, comezón, dolor.