Saltar al contenido

¿Que es el hiperonimia e hiponimia?

La hiperonimia e hiponimia son otro de los recursos discursivos más empleados dentro de la lengua española precisamente para hacer uso de la economía del lenguaje.

¿Que es el hiperonimia e hiponimia?

Estos recurso ayudan muchísimo a acortar las frases y enunciados, pero además permiten que lo que se dice tenga una base muchísimo más interpretativa.

En este caso, estos dos conceptos están estrictamente relacionados y los abordaremos al mismo tiempo. Si tomamos una definición que recoja en sí de qué se trata.

Más Información: ¿Cuales son los secretos de las matematicas?

Podríamos decir que es una relación semántica que se establece y mantienen dos términos cuando el ámbito contextual y referencial de uno de ellos puede incluir al otro. Por ello es que están tan conectados y se genera un relación de inclusión y dependencia.

¿En cuantos sitios se pueden encontrar?

La hiperonimia e hiponimia podemos encontrarla en muchísimo sitios.

Tanto en el habla como en la escritura. Un ejemplo que podríamos utilizar con muchísima facilidad es “para construir la casa necesitaremos los materiales” en este caso, el hiperónimo de este enunciado vendría siendo “materiales” que es un concepto mucho más amplio que engloba a otros más pequeños.

Más Información: ¿Cuales son los secretos de las matematicas?

Estos elementos que son menores, pero en mayor cantidad vienen a ser los hiponimos. Es así como los hiponimos de “materiales” son “bloques” “cemento” “cabillas” “arena”.

Lo importante de estos recursos discursivos radica precisamente en que no se necesita hacer un enunciado tan largo. Si no los utilizamos diríamos “para construir la casa necesitaremos bloques, cabillas, cemento y arena” para ahorrarnos todo aquello solo diremos “materiales” y se sobre entenderá cuáles son.

¿Es necesario tener un conocimiento previo para que pueda darse?

Claro está, para que este fenómeno se pueda dar se necesita que exista una conocimiento previo del tema que se habla.

Con ciertas personas que no compartan los mismos referentes no se pueden utilizar los hiperónimos. Si tomamos este mismo ejemplo de los materiales y se utiliza solo el hiperónimo la persona no sabrá qué se necesita.

Por ello es que es importante saber en qué ocasiones utilizarlo. Pero puede ser un uso muy válido. Por ejemplo, si utilizamos el hiperónimo “frutas” que es uno mucho más común ya sabremos que sus hiponimos serán “manzana”, “pera” “piña” y otros.