Saltar al contenido

¿Qué es el col romanesco y para qué es bueno?

El col romanesco es una hortaliza color verde brillante, con un aspecto muy extraño y una carga importante de nutrientes. Contiene ácido fólico, carotenoides, fibra soluble, fósforo, potasio y vitamina C, entre otros.

¿Qué es el col romanesco?

Forma parte de la familia de las crucíferas. Aunque muchos creen que se trata de un híbrido que surgió entre el brócoli y coliflor no es así. Es una variedad de la coliflor italiana.

Es una inflorescencia que no puede florecer. Aunque se lo conoce más en su color verde brillante, también puede ser de color violeta o amarillo.

Relacionado: ¿Cómo quitar el olor del coliflor?

Sus brotes mantienen una estructura totalmente simétrica lo que, por supuesto, llama mucho la atención.

¿Cuáles son los beneficios del col romanesco?

Entre los beneficios del col romanesco hay que destacar que se trata de un potente antioxidante y adelgazante.Su consumo ayuda a prevenir las enfermedades degenerativas de la vejez, fortalecer el sistema inmune, producir enzimas que eliminen las toxinas y tiene un efecto diurético.

Otros beneficios del col romanesco son:

  • Sistema inmunológico fuerte: Aporta folatos que favorecen la producción de anticuerpos.
  • Evita la retención de líquidos: Es un diurético, ya que la mayor parte de su contenido es agua. Esto ayuda a eliminar los desechos del cuerpo.
  • Mejora el trabajo intestinal: Es una verdura rica en fibras y vitaminas B lo que favorece al sistema digestivo e intestinal.
  • Piel más saludable: Al aportar vitaminas B, la piel se ve muy favorecida y se mantiene más sana.
  • Regula los niveles de azúcar en la sangre: El consumo de esta verdura evita la glucemia ya que evita el desequilibrio de estos niveles.
  • Huesos sanos: La vitamina B9 que aporta es muy buena para los huesos ya que mejora la absorción del hierro y los fortalece.
  • Es bueno para las capacidades cognitivas: Sus nutrientes evitan que se sufran cambios de humor, irritabilidad, agotamiento o depresión que afectan a la concentración, memoria y aprendizaje.

Más Información: ¿Para qué son buenos los esparragos?