Saltar al contenido

¿Qué es el coaching y para qué sirve?

El termino “coaching” proviene de ‘coach’ que quiere decir: entrenador. Un coaching es alguien que guía a una persona hacia sus metas.

¿Cómo funciona el coaching?

El objetivo del coaching es acompañar a una persona en el proceso de desarrollar sus habilidades y capacidades para obtener el máximo rendimiento.

En cada sesión, el coach se enfoca en un objetivo, el cual ha establecido previamente con la persona las personas si se trata de un grupo. Así, juntos aplican técnicas para mejorar, cambiar y desarrollar diferentes aspectos de su vida.

Relacionado: ¿El narcisismo es una enfermedad mental?

Cada una de estas sesiones dura entre 30 y 60 minutos. El coaching realizara preguntas que motiven y lleven a la acción al individuo, como también lo motivara y alentara a alcanzar su objetivo. Juntos establecerán cuales son las metas a cumplir y, así también, en un calendario fijaran los plazos ya que esto es muy importante.

¿Para qué sirve el coaching?

A muchas personas se les hace difícil identificar sus deseos. Sienten insatisfacción en algún área de su vida, tienen muchas presiones externas, las obligaciones y responsabilidades los sobrepasan. Gracias al coaching, ellos logran aclarar sus pensamientos e ideas, y así identificar cuales son sus verdaderos deseos.

El próximo paso es planificar como hacer realidad esos deseos y el coaching es una gran ayuda. El coach ayudara a evaluar y analizar esos deseos y a elaborar un plan de acción para poder llevarlo a cabo. Así también, a identificar cuales son los obstáculos y buscar la manera de superarlos.

El coaching sirve para aprender a controlar las emociones, mejorar los hábitos, saber comunicarse correctamente, conseguir un equilibrio entre la vida personal y profesional, establecer metas y alcanzarlas.

Más Información: ¿Cómo no olvidar y recordar la tarea?

Se utiliza mucho también en el ámbito profesional para establecer y lograr objetivos, formar equipos, relacionarse de forma correcta con proveedores, tener un buen trato con clientes, y conseguir resultados positivos para seguir creciendo.