Saltar al contenido

¿Que era el imperio Otomano?

El Imperio Otomano fue un gran Estado en el que habitaban todo tipo de etnias y creencias religiosas. La dinastía osmanlí, o también conocida como la Casa de Osman, fue la encargada de gobernar el Imperio durante más de seis siglos.

¿Por quien estaba dirigido  el Imperio Otomano?

El Imperio Otomano fue un Estado dirigido por la Casa de Osman, una importante dinastía de la Edad Media, y llegó a gobernar territorios como Turquía o Bulgaria

Historia del Imperio Otomano: los turcos otomanos se originaron en una antigua zona turca llamada como Turkestán entre los siglos VII y VIII.

Allí se dejaron influenciar por los musulmanes que se encontraban en sus alrededores, y terminaron convirtiéndose al islam, más exactamente al sunismo.

La gran mayoría de otomanos se unieron al Califato abasí como militares para resolver los problemas que tenían. Así los turcos se convirtieron en una población importante dentro del Califato, logrando dominar algunas zonas importantes como Anatolia y combatiendo a los mongoles.

¿En que año conquistaron Constantinopla?

En 1453 los otomanos conquistaron Constantinopla, una ciudad que siempre ha sido importante, ya que está situada en una parte estratégica que conecta a Europa con Medio Oriente. Rápidamente también la convirtieron en su capital.

Los siguientes años el Imperio Otomano alcanzó su máximo esplendor, teniendo territorio en el sureste de Europa, al norte de África y Medio Oriente. En el siglo XIX varias secciones del Imperio decidieron independizarse, ya que esos países consideraban que no era necesario pertenecer a los otomanos y podían ser autónomos.

El Imperio Otomano cada vez estaba más debilitado, ya no era lo que había sido en siglos anteriores. Además, su política era débil y constantemente perdían las guerras en que se veían involucrados.

En el siglo XX, el Imperio decidió participar en la Primera Guerra Mundial, y salió derrotado, por lo que Constantinopla fue ocupada por los países vencedores (Reino Unido, Italia y Francia).

El 1 de noviembre de 1922 el Imperio Otomano se dio por terminado, luego de siglos de dominar múltiples territorios, y en 1923 también finalizó el Califato.