Saltar al contenido

¿Qué cuidado necesita cada tipo de piel?

La piel es el órgano de mayor extensión en nuestro cuerpo que junto con el cabello, las uñas, las glándulas sudoríparas y sebáceas constituyen el sistema tegumentario, cada persona posee un tipo de piel diferente que varía según su condición genética, agentes externos y hasta por la edad es por ello que puedes tomar ciertas medidas y rutinas diarias que te permitan mantener una piel saludable, no dejes de leernos.

¿Cuáles son los cuidados que merece cada tipo de piel?

Todos deseamos tener un cutis saludable, suave y envidiable, pero muchas son las personas que tienen un tipo de piel que se aleja a esta realidad.

Debes empezar por reconocer cual es tu tipo de piel, y en base a esas características, podrás iniciar los cuidados y tratamientos necesarios según sea el caso.

Más Información: ¿Cómo saber cual es mi tipo de piel?

Una vez que sepas si tu piel es normal, seca, grasa, mixta, sensible o con acné, comienza por detallar la información que te ofreceremos con respecto a los cuidados y atenciones que necesitas.

Lo más importante para el cuidado de la piel sea cual sea tu tipo es no tratar de enmascarar los daños que ya tienes con productos inadecuados pues lejos de mejorar estarías empeorando la situación.

Consejos ideales

Estos son los consejos básicos, pruébalos y verás los cambios positivos.

Qué cuidado necesita cada tipo de piel
Debes conocer que tipo de piel tienes para aplicar los cuidados necesarios

Empezaremos con aquellas personas que gozan de una piel normal, si eres una de ellas, toma nota de las siguientes indicaciones.

  • Piel normal: ¿Crees con una piel normal estás libre de cuidados? Pues no es así, lo ideal es que siempre luzcas joven y radiante así que puedes empezar por usar a diario protector solar y antioxidantes. Realiza una limpieza facial con regularidad y utiliza cremas o productos que mantengan tu piel humectada.
  • Piel seca: Este tipo de piel se arruga con mayor rapidez, no esperes a tener 40 para iniciar tu rutina de cuidado. Comienza con esos productos que sean preventivos y te permitan retardar la salida de las líneas de expresión, el uso de cremas ricas en glicerina, aceite mineral y vaselina son ideales.
  • Piel grasa: Deja respirar tu piel, no coloques exceso de productos o maquillaje pues será mucho peor, evita el uso de exfoliantes con alcohol pues lo que hacen es eliminar el aceite natural que posee tu piel lo que contribuye a más producción de sebo, es necesario que antes de exponerte a los rayos del sol uses un protector solar adecuado para piel grasa.

Puedes ver que en estos casos el protector solar es uno de nuestros principales aliados en cuanto a cuidados diarios se refiere.

Más Información: ¿Cuáles son los beneficios de la parafina para la piel?

Pero existen otros tipos de pieles que pudieran requerir cuidados más exhaustivos como la piel mixta, sensible y con acné.

  • Piel mixta: Esta piel tiene un componente seco y otro graso por lo que merece un cuidado especial en cada zona, debes mantenerla limpia y humectada, utiliza una crema hidratante para piel mixta ligera que contenga baja cantidad de aceite y no apliques grandes cantidades en la zona «T» pues es lo que tiende a producir más grasa o sebo.

Y para aquellas pieles sensibles o con acné debes tomar precaución sobre todo al momento de la limpieza.

Qué cuidado necesita cada tipo de piel
Toma precauciones al momento de limpiar la piel con acné
  • Piel con acné: Muchas son las personas que sufren por causa del acné, pero lo más importante en estos casos es lavar la piel con un jabón suave que no cause ningún tipo de resequedad, evita el uso de cremas grasosas y cosméticos, no te rasques la cara ni toques las espinillas expuestas, usa cantidades muy pequeñas de productos para el acné a fin de evitar que la piel se torne roja.
  • Piel sensible: Evita aquellos productos que causen asperezas o enrojecimiento de tu piel, puedes probarlos en cualquier otra área de tu cuerpo antes de colocarlos en el rostro, puedes usar tratamientos naturales para aliviar el enrojecimiento como e verde o manzanilla, no olvides el protector solar antes de salir de casa y crema antioxidante para la noche, así podrás regenerar las células.

Inicia ya tu rutina de cuidado diario según el tipo de piel que tengas, y si no observas ninguna mejoría, lo mejor es acudir al dermatólogo.