Saltar al contenido

¿Qué cosas NO hay que hacer al levantarse por las mañanas?

Los hábitos que se tienen en la mañana al despertarse son determinantes para el resto del día, de estas acciones dependerá en gran parte la productividad de la jornada. Se recomienda evitar despertarse con una alarma fastidiosa, postergar la alamar para dormir 5 minutos más, seguir a oscuras, ducharse con agua caliente, no desayunar y revisar mails del trabajo.

¿Los hábitos mañaneros son importantes?

Muchas personas le restan importancia a los primeros minutos y horas de la mañana. Esto es un error. El tiempo que pasa entre el despertar y llegar al trabajo o lugar de estudio es sumamente importante para el resto del día.

Si se mantienen buenos hábitos mañaneros, todo el día sera mucho mejor. En ocasiones, estas costumbres están tan arraigadas que ni siquiera se piensa en modificarlas. Son hábitos mecánicos, casi ni se piensan. Aun así, esto causa daños en el organismo. Por eso necesitan ser cambiados.

Relacionado: ¿Por qué es bueno levantarse a las 5AM?

¿Qué hábitos tenemos que evitar al despertarse?

Hay una serie de hábitos y costumbres que se deben evitar por las mañanas al despertarse porque tienen consecuencias negativas. Algunos de ellos son:

  • Despertarse con ruidos molestos o una situación fastidiosa. Como una alarma insoportable, por ejemplo. Hará que se comience el día del mal humor. Este empeora si la persona no se levanta enseguida porque tiene que soportar el ruido o situación molesta mientras intenta seguir durmiendo.
    Es muy necesario despertarse con algo agradable y placentero, como la canción favorita por ejemplo.
  • Postergar la alarma: Esos clásicos “5 minutitos más” parece una buena idea cuando se quiere seguir durmiendo, pero es un error. Al volver a dormirse, se vuelve a iniciar el ciclo del sueño y esto hace que sea más difícil despertarse nuevamente y al hacerlo se puede notar el cansancio causado por despertarse en la fase de sueño incorrecta.
  • Permanecer a oscuras: La luz puede ser molesta durante los primeros minutos que se abren los ojos en la mañana, pero es lo mejor. Si se enciende la luz o se abren las ventanas el reloj biológico del cuerpo entiende que es hora de despertarse.
  • Levantarse rápido de la cama: Aunque no hay que alargar el sueño y lo mejor es levantarse enseguida, tampoco hay que saltar de la cama. Es más recomendable levantarse despacio para que el cuerpo no se desequilibre o pierda estabilidad.
  • Ducharse con agua caliente: Quienes se bañan a la mañana nunca deben hacerlo con agua caliente. Con esto se consigue bajar el ritmo cardíaco y relajar los músculos, el cuerpo queda listo para volver a dormir. En cambio, el agua fría ayuda a que el cuerpo y mente se despierten y activen.
  • No desayunar: A veces con el apuro de la mañana no queda tiempo para el desayuno y se lo saltea. Este es el alimento más importante del día. No solo hay que desayunar, sino que hay que hacerlo bien. Se necesita de un desayuno nutritivo para tener energía el resto del día.
  • Revisar correos o estar pendiente del trabajo: Los primeros minutos de la mañana deben estar dedicados a ti y tu bienestar, no al trabajo, después habrá tiempo para eso.

Más Información: ¿Levantarse con el pie izquierdo da mala suerte?