Saltar al contenido

¿Qué cosas no debes decirle a una embarazada?

Se ha desmostado científicamente que las mujeres embarazadas experimentan una montaña rusa de emociones producto de los cambios hormonales, por lo tanto cualquier comentario pudiera herir sus sentimientos así lo hagas con la mejor intención, lo más recomendable es evitar hablar sobre el peso que ha ganado, cuestionar el tipo de parto que tendrá o hacer malos comentarios sobre los futuros desvelos nocturnos.

Cosas no debes decirle a una embarazada

Si tienes a tu alrededor a una mujer embarazada y deseas que disfrute su etapa de la mejor forma posible, evita realizar los siguientes tipos de comentarios.

No hagas comentarios sobre su peso

Toda mujer que ha estado embarazada sabe muy bien que el peso es su peor enemigo.

Aunque no demuestre preocupación, es algo que retumba en su cabeza constantemente sobre todo en los primeros meses cuando ya deja de servirle su ropa habitual.

Cosas no debes decirle a una embarazada
No hagas comentarios destructivos sobre el peso que ha aumentado

Por lo tanto, está demás que hagas comentarios destructivos sobre la cantidad de kilos que ha aumentado, o de cómo ha cambiado su cara o apariencia física.

Lo más recomendable es que la animes a balancear su dieta, incluso puedes ser de apoyo y también participar en su nuevo plan de alimentación para que no se sienta en soledad y crezcan sus ansias y estrés.

Contar experiencias negativas del parto

Todos los embarazos son diferentes, al igual que las experiencias del parto, ya sea natural o por cesárea.

No es recomendable satanizar la experiencia del parto basándose en tu vivencia personal, mucho menos hacer esos comentarios delante de la embarazada.

Más Información: ¿Se puede hacer ejercicio estando embarazada?

Tampoco estamos diciendo que no debas hablar del tema si te pide consejos, lo importante es que enfoques la conversación haciendo mención a que es tu experiencia y que cada mujer vivirá la suya.

Si tu experiencia fue mala y tu amiga embrazada ya la conoce, desvía su atención con comentarios enfocados hacia las cosas que puedes cambiar o mejorar desde tu punto de vista para que ella no cometa los mismos errores.

Cuestionar el tipo de parto que haya escogido

Volvemos a lo mismo, la mujer embarazada, sobre todo las primerizas, desconocen por completo las sensaciones de un parto o una cesárea, así que ella misma deberá decidir cuál será el procedimiento adecuado dependiendo de sus condiciones clínicas.

Qué cosas no debes decirle a una embarazada
No causes más estrés a la embarazada con comentarios negativos sobre el parto natural o la cesárea

No hagas comentarios como «el parto es lo mejor» , «el dolor del parto es insoportable» o «la cesárea es peligrosa», esto podría hacerla subestimar ambos métodos en caso de que ocurra un cambio de planes a última hora y hacer que crezca su angustia.

Hacer comentarios destructivos sobre las noches de desvelo

Una embrazada no desea escuchar cosas como «más nunca podrás volver a dormir»  o «no vas a poder con el cansancio», este tipo de frases la llenan de ansiedad sobre la etapa del nacimiento.

Más Información: ¿A las embarazadas les crecen los pies?

Claro está, la idea no es tapar el sol con un dedo, pues todo el mundo sabe que es un período muy fuerte, sin embargo tus comentarios pueden ir enfocados al hecho de que solo es una etapa y que en menos de lo que piense irá superándola con amor y paciencia.

Hablar de gastos económicos

Es bien sabido que el embarazo y el nacimiento de un bebe acarrean gastos, pero no atormentes a la embarazada con este tema haciéndolo ver como una crisis financiera insuperable.

Por el contrario, si en realidad se encuentra en dificultades económicas, es buena idea ayudarla a trazar un plan de gastos y priorizar lo de mayor urgencia para que disminuya su ansiedad.

Deja que tu amiga embrazada disfrute su etapa y bríndale el apoyo necesario dejando a un lado los comentarios destructivos.