Saltar al contenido

¿Qué cosas hay que considerar antes de mudarse?

Antes de decidir mudarse a un nuevo sitio es importante tomar en consideración ciertos aspectos, de manera que al final del proceso, tanto el esfuerzo, como los gastos y el agotamiento físico producto de la mudanza, constituyan una inversión satisfactoria. Una vez que logres instalarte en tu nuevo hogar, es necesario entablar de forma prudente cierta comunicación con los vecinos y la comunidad, de manera que puedas incorporarte de forma armoniosa a la nueva vida.

Recomendaciones antes de una mudanza

Para realizar una mudanza en términos satisfactorios, los expertos recomiendan tomar en cuenta algunas consideraciones.

Aparta el tiempo necesario para buscar un lugar donde vivir.  Al principio puede suceder que el lugar que sueñas para vivir no sea idéntico a las posibilidades que se te presentan, en este caso procura ubicar un lugar con el que te sientas identificado y que lo puedas cubrir con el presupuesto que tengas disponible.

Realiza una búsqueda exhaustiva de la vivienda que más se ajuste a tus requerimientos

Una vez que hayas definido la casa donde vivirás con la familia, ubica la escuela de los hijos e inscríbelos, lo cual te ayudará a establecer una rutina familiar que facilite el proceso de adaptación.

Revisa con suficiente tiempo que todos los servicios de electricidad, agua, gas, telefonía e internet estén funcionando de forma óptima, para evitar incomodidades al momento de ubicarte en tu nueva casa.

Más Información: ¿Cómo hacer una mudanza con mascotas?

Consigue un servicio de limpieza para que realicen una limpieza y fumigación profunda, de manera que al instalarte en la nueva casa todo esté limpio y la experiencia sea agradable.

Selecciona una buena empresa de mudanza tomando en cuenta referencias y recomendaciones, lo cual te ayudará a disminuir el riesgo e incertidumbre que se generan en torno a la mudanza.

Hay actividades que deben realizarse con suficiente tiempo, tales como seleccionar y ordenar las cosas que deberán guardarse, así como, definir la ubicación que esas cosas tendrán en el nuevo hogar, para facilitar esta función puedes colocar en las cajas etiquetas que indiquen el lugar donde se ubicaran.

Identifica las cajas con etiquetas para que sea más sencillo desempacar

De igual forma determina cuales cosas ameriten por su delicadeza o valor un seguro especial, y realiza un inventario de todas las cosas que conforman la mudanza, donde especifiques las particularidades de cada uno.

Empaca con suficiente tiempo, de manera que puedas reducir el estrés de último momento e incluso evitar que se te olviden cosas.

De igual forma al trabajar con anticipación podrás ir descartando objetos que no uses y que no vayas a necesitar, generando así, un mayor orden.

Es necesario conocer todos y cada uno de los gastos a realizar en una mudanza, a los fines de presupuestarse y poder cubrirlos de manera satisfactoria, e incluso es recomendable tener un presupuesto adicional para gastos imprevistos.

Es importante que una vez que las cosas estén en tu nueva casa revises cada una de ellas, con la finalidad de determinar si alguna de las cosas se dañó durante el viaje. Luego, realiza un inventario dejando constancia del estado en el que se encuentran las cosas luego de la mudanza.

Más Información: ¿Cómo transportar plantas en una mudanza?

En caso de que algún objeto se encuentre dañado como consecuencia de la mudanza, es necesario reportarlo a la empresa de mudanza para que te puedan responder mediante el seguro respectivo.

Incorpórate al nuevo vecindario, identifica los periódicos del lugar para estar al tanto de las informaciones pertinentes.

De igual forma procura presentarte a los vecinos limítrofes para socializar y generar un acercamiento de cortesía que facilite la integración.

Así mismo, ubica nuevos servicios profesionales, tales como, odontólogos, mecánicos, plomeros, médicos, entre otros, a los fines de poder ubicarlos de manera sencilla en caso de requerirse.