Saltar al contenido

¿Qué cosas hacen feliz a un niño?

Debido a la forma sencilla que tiene un niño de ver las cosas, lo que lo hace feliz no se traduce a la cantidad de posesiones materiales que pueda tener sino que se trata de ir más allá de lo material y ayudar al niño a formar su propia personalidad, a través de experiencias, sin que desconozca las vivencias y consejos que puedan orientarlo en sus propias acciones.

Cosas que hacen feliz a un niño

Partiendo del sentimiento de aceptación, amor y respeto hacia el niño, existen diversas formas señaladas por expertos que pueden hacer feliz a un niño:

Los vínculos afectivos producto del tiempo de calidad que puedas compartir junto a él. Para ello, puedes llevarlo a lugares donde esté al aire libre, como por ejemplo la playa, la montaña, sitios donde puedan pasear en bicicleta y a la vez disfrutar de los beneficios que ofrece la naturaleza.

La naturaleza es uno de los lugares más propicios para crear experiencias positivas en los niños

Las muestras de amor que puedas hacer al interesarte en conversar con él y escucharlo, para saber cómo se siente, lo que piensa, lo que le gustaría hacer, y conocer si hay algo que le preocupa.

Lo importante es que el niño sepa que puede contar contigo y que estarás allí para él, cuando te necesite.

Así mismo, cuando lo ayudas a identificar sus capacidades, fortalezas y virtudes, y de igual manera lo ánimas para que las desarrolle y logre alcanzar su pleno potencial.

Más Información: ¿Los niños pueden cuidar una mascota?

Cuando logras involucrarte con el niño para realizar las actividades que él disfruta hacer, jugar con él, con sus juguetes favoritos, cuando ríen juntos mientras comparten un rico helado y cuentan sus cuentos preferidos.

De igual manera cuando le enseñas al niño a estar agradecido no sólo de las cosas físicas que pueda tener, sino también de aquellas que influyen de forma determinante en su formación integral tales como las experiencias divertidas de su vida, la familia que tiene y que lo quiere, lo que es él y lo que representa como persona.

Una buena dinámica con respecto a este punto, puede ser enseñar al niño que realice por ejemplo una lista de las cosas que le gustan de sí mismo, su familia y del entorno que lo rodea, y a su vez que coloque esa lista en un lugar donde pueda apreciarla todos los días.

De la misma forma al enseñarle al niño a entender y canalizar sus emociones, lo cual le genera tranquilidad emocional, por poder conocerse así mismo.

Los padres deben ayudar al niño a canalizar sus emociones de forma constructiva

Y es este conocimiento, el que le proporciona la seguridad personal, que va a requerir para tolerar la frustración que puede sentir cuando se encuentre cerca de la conquista de sus propias metas.

Vivir en una familia donde prevalezca las relaciones positivas, por ello, los expertos afirman que la familia ideal para un niño no está representada por aquella que se centra en satisfacer las necesidades.

Sino por aquella, que está enfocada en que se mantengan relaciones positivas entre todos los miembros del grupo familiar, lo que a su vez hace, que se produzca en toda la familia un determinante nivel de satisfacción.

Enséñale a inspirarse en la comunicación consigo mismo y déjalo que fluya en el descubrimiento y disfrute de su potencial.

Más Información: ¿Por qué a los niños les gusta dormir con peluches?

Por ello, los expertos recomiendan que cuando el niño esté jugando y pareciera que no pasa el tiempo para él, hay que dejarlo que se concentre en lo que hace para que disfrute y desarrolle su talento.

Así mismo, cuando dejas que tome sus decisiones, conforme a su nivel de desarrollo y responsabilidad, bajo la supervisión y orientación pertinente.