Saltar al contenido

¿Qué es la estivación en los animales?

La estivación es un aletargamiento o inactividad que se produce en algunos animales como respuesta a las altas temperaturas, falta de humedad o sequía.

La estivación en los animales

Tal y como se indicó en los renglones anteriores, es un mecanismo por el que optan algunos animales para hacer frente a las temperaturas que son muy altas, a la sequía e igualmente a la humedad.

Motivaciones para la estivación

Ahora bien, si la causa para que se dé inicio con este procedimiento son las altas temperaturas, el animal se resguarda durante el día y sólo sale a alimentarse cuando la temperatura desciende.

Por el contrario, cuando la estivación se encuentra motivada por la sequedad del ambiente o la ausencia de fuentes de agua por la sequía, el proceso es más largo, entrando el animal en un estado de sopor hasta que se restablecen las condiciones necesarias para su supervivencia, en ese sentido, es un mecanismo muy importante para salvaguardar su propia vida.

El proceso de la estivación

Durante la estivación, los animales generalmente se entierran en madrigueras de barro húmedo con el que se rodean formando como una especie de capullo que les protege de la deshidratación y de las altas temperaturas. Al enterrarse de esta manera crean microambientes muy diferentes del exterior, llegando a no tener variaciones diarias de temperatura, una de las principales motivaciones para su ejecución.

Entre los animales que se entierran encontramos a los peces pulmonados, los anfibios y los reptiles.

Sapo estivando.
Sapo estivando.
Caimán estivando.
Caimán estivando.

Otros animales buscan refugio entre la vegetación, como los caracoles, o en guaridas de diferente índole, como anfibios, reptiles y en algunos casos, incluso los mamíferos.

Caracoles estivando.
Caracoles estivando.
Tortuga estivando.
Tortuga estivando.

Al igual que en el caso de la hibernación, durante la estivación las funciones corporales y la actividad disminuyen, pero en menor grado.