Saltar al contenido

¿Qué animales eran Timón y Pumba de ‘El rey león’?

Timón y Pumba son dos personajes secundarios de la película “El rey león” que han logrado ganarse el corazón de todos con su lema ‘Hakuna Matata’ y sus aventuras. Timón es un suricato y su mejor amigo, Pumba, es un facócero.

¿Qué animal es Timón de ‘El rey león’?

Timón es una suricato. El nombre científico de este animal es Suricata suricatta. Se trata de un mamífero, carnívoro, originario de las zonas desérticas de África.

Pertenece a la familia de las mangostas. Es uno de los más pequeños de ellos, su peso es de aproximadamente 700 gr y su altura no supera los 50 cm, la mitad corresponde al largo de su cola.

Tal como se puede ver en la película, Timón, el suricato, se alimenta de arañas y otros insectos pequeños.

Relacionado: ¿Cómo se llama el mono de la película «El rey león»?

Muchas personas se preguntan si se puede tener una suricata como mascota. Aunque estos animales tienen un carácter muy sociable en su hábitat natural, al estar en cautiverio se estresan y cambian, se vuelven agresivos y salvajes. Es por esto que aunque en algunos países se los haya querido domesticar y ya sea legal tener una suricata en casa, no siempre es una buena idea. Requieren de muchos cuidados y un ambiente con condiciones especificas para su bienestar, algo que no todos les pueden brindar.

¿Qué animal es Pumba de ‘El rey león’?

Pumba es un facócero. Su nombre científico es Phachocerus. Se trata de un cerdo salvaje originario del Sáhara, en África.

Normalmente se cree que Pumba es un jabalí, pero no es así. La confusión se da porque estos dos animales comparten muchas similitudes.
Un jabalí, al igual que un facócero, son cerdos. En su apariencia también son muy parecidos, pero los facoceros tienen dos pares de verrugas y grandes colmillos que los caracterizan y diferencian.

Más Información: ¿Cuál fue la primera película de Walt Disney?

Los facóquero casi no tienen pelo que cubra su piel, solo poseen una crin larga y un mechón de pelo en la punta de la cola. Cuando se enfrentan a una amenaza o peligro, levantan estos pocos pelos para advertir a los demás y poder huir.