Saltar al contenido

¿Qué alimentos son buenos para los pulmones?

Para tener una buena salud pulmonar se recomienda consumir alimentos ricos en vitamina C, D y E, flavonoides y ácidos grasos.

¿Cómo beneficiar a los pulmones por medio de la alimentación?

Llevar una alimentación saludable y equilibrada es clave para la salud y el bienestar completo. Todos los órganos del cuerpo se ven beneficiados por medio de una buena alimentación, incluyendo los pulmones.

Se recomienda consumir alimentos ricos en:

  • Vitamina C (naranjas, limones, brócoli y coliflor)
  • Vitamina E (aceite oliva virgen, espinaca, frutos secos)
  • Vitamina D (pescados azules, huevo, queso, hígado)
  • Flavonoides (vegetales)
  • Omega-3 (pescados grasos, quinoa, espinaca, rábanos, avena)

¿Qué comer para beneficiar a los pulmones?

Para poder mantener saludables y fuertes los pulmones se recomienda añadir a la dieta diaria aquellos alimentos que contengan vitamina C,D y E, ademas de flavonoides.
Uno de los principales enemigos de los pulmones son los radicales libres. Estas moléculas van envejeciendo este órgano del cuerpo y causando daños que afectan sus funciones.
Para combatir los radicales libres se recomienda comer bayas, como fresas, arándanos y frambuesas; brócoli y frijoles ya que son una excelente fuente de antioxidantes.

Para obtener vitamina A, que como hemos visto también es muy necesario, se puede comer albaricoques. Esta fruta es conocida también con el nombre de ‘damasco’. No solo es deliciosa, sino que muy nutritiva ya que aporta una buena cantidad de vitamina A. Esto ayuda a revestir las vías respiratorias para protegerla y evitar así las infecciones.
Otra fruta también muy recomendada son las manzanas. Estas, ademas de aportar vitamina A, también posee vitamina C y E.

El omega-3 es muy importante para la salud pulmonar. A quienes sufren de enfermedades respiratorias se le recomienda comer un puñado de nueces a diario para obtener estos ácidos grasos y combatir los síntomas.
Otra fuente rica en omega- 3 son los pescados grasos, como el atún, salmón, caballa y sardina.

Por ultimo, y no menos importante, es necesario beber al menos 6 vasos de agua por día para hidratar los pulmones, evitando que la resequedad los irrite y de lugar a otras enfermedades o afecciones.