Saltar al contenido

¿Por qué se dice que los gatos tienen 7 vidas?

El dicho de que los gatos tienen 7 vidas se remonta al antiguo Egipto. Los egipcios tenían la creencia de que los gatos también se reencarnaban y que, tras 7 reencarnaciones, se convertían en persona.

Los gatos

Un dicho popular en todo el mundo es el que indica que los gatos tienen 7 vidas y esto se debe a la gran fortaleza que tienen los gatos para poder sobrevivir a situaciones extremadamente difíciles en las que, con seguridad, cualquier otro animal hubiese terminado muerto.

Algunos atribuyen este dicho popular a la historia y se remontan al antiguo Egipto en donde se creía en la reencarnación de los gatos hasta un máximo de 7 veces; otros atribuyen las 7 vidas de los gatos al esoterismo al relacionar el número 7 con la suerte.

Las 7 vidas de los gatos

Al margen de las leyendas o creencias, es interesante saber que existe una base científica para ellas, que establece que la clave está en las particularidades anatómicas y biológicas de los gatos. Los gatos son capaces de saltar alturas casi imposibles y salir indemnes de situaciones complicadas, gracias a su excepcional fortaleza y resistencia física; esta resistencia física, lo ayuda a adaptarse a cualquier estilo de vida y conseguir abastecerse en caso de necesidad.

Caída de los gatos

Existe documentación de un estudio realizado en 1987 que indica que los gatos sobreviven a caídas de grandes alturas. Este estudio demuestra que cerca del 90% del total de gatos resistieron a caídas desde distintas alturas que oscilan entre 2 y 32 pisos de un edificio; curiosamente y contrariamente al obvio pensar, el porcentaje de mortalidad no fue mayor mientras más alta era la caída, sino que se daba en los pisos bajos, aproximadamente en el piso 7.

Este estudio concluía que cuando un gato sufría una caída, este ponía su cuerpo rígido para disminuir la absorción del impacto, pero instantes antes de tocar el suelo aumentaba rápidamente la flexibilidad de su cuerpo para amortiguar la caída.

Gato
Los gatos son los únicos animales capaces de sobrevivir a la caída de grandes alturas.