Saltar al contenido

¿Por qué tenemos lineas en las manos?

Las lineas de las manos son pliegues de la piel. Estos, a diferencia de lo que muchos creen, no sirven para que un vidente vea el futuro. Tienen una función especifica y es mejorar la elasticidad de la pie de la mano.

¿Cómo son las lineas de la mano?

Los pliegues que hay en la mano son originados en la persona cuando aun se encuentra dentro del útero de su madre. Es decir durante el proceso de gestación. Aproximadamente a las 12 semanas.

Por lo general, las lineas de las manos son tres y cubren casi toda la palma. Aun así hay casos especiales en los que estos pliegues se unen y terminan formando solo uno. Cuando se da esta posibilidad de un pliegue único, denominado “pliegue simiesco”, es una señal que algo anormal sucedió en el desarrollo.

Relacionado: ¿Por qué las palmas de las manos no se broncean?

Tanto la cantidad de pliegues, como el grosor de estos, son afectados por la herencia en sus genes y su etnia.

¿Qué función cumplen las lineas en las manos?

Las lineas son pliegues muy ligeros que sino estuvieran dificultarían la función de la mano para sujetar o apretar objetos.

Más Información: ¿Porque crecen las uñas en los seres humanos?

Estos son llamados también “pliegues de flexión”. Tal como lo indica este nombre, benefician a la flexión de la mano, es decir: estirar y apretar.

Es gracias a esto que una persona puede agarrar objetos, algo que quizás sin darnos cuenta hacemos a cada minuto de nuestra vida. Las lineas de la mano permiten que esta extensión del cuerpo se adapte a diferentes posiciones, hasta algunas mas complejas. Por estos pliegues, la piel no necesariamente tiene que quedar flácida o colgando.

¿Las lineas de la mano revelan el futuro?

Muchas personas que practican la videncia aseguran poder ver el futuro en las lineas de las manos. Aunque no hay pruebas científicas de esto, muchas personas aseguran que les ha funcionado.

Pero ademas de esto, las lineas de las manos si revelan datos del futuro. Estos pliegues, los cuales se originan durante la gestación y se pueden observar en el nacimiento, revelan si ese niño tiene alguna anormalidad en su desarrollo, como por ejemplo Síndrome de Down.