Saltar al contenido

¿Por qué son buenos los campamentos de verano para los niños?

Muchos padres se cuestionan la idea de enviar a sus hijos a un campamento de verano luego de un largo período escolar, otros esperan ansiosos la temporada para que sus hijos adquieran nuevas experiencias; si eres uno de esos padres que aún no ha tomado la decisión, aquí te diremos si los campamentos de verano son la mejor opción para tus hijos.

Ventajas de un campamento de verano

En la actualidad, existen muchos tipos de campamentos de verano y depende de los padres y los niños elegir el apropiado en base a las capacidades que se deseen fomentar, por ejemplo, hay campamentos deportivos, de música, artísticos, de idiomas y más. En líneas generales, la asistencia a un campamento de verano ofrece las siguientes ventajas.

Fomenta las habilidades sociales

Sea cual sea el tipo de campamento de verano, será una experiencia social inigualable para el niño, sobre todo porque debe valerse de sus habilidades para adaptarse a un nuevo grupo de desconocidos.

Por qué son buenos los campamentos de verano para los niños
El campamento de verano les permite hacer nuevos amigos

El proceso de adaptación social le permitirá adquirir independencia, reforzar su autoestima y expandir sus lazos de amistad hacia nuevos amigos diferentes a los que acostumbra a ver durante el período escolar.

Estimula la inteligencia emocional

Los niños que asisten a los campamentos de verano se envueltos en un nuevo proceso de convivencia que les permite estimular su inteligencia emocional.

Más Información: ¿Cómo preparar la mochila para el campamento de verano?

Esto quiere decir que deberán estar en contacto con nuevas emociones como la tolerancia, empatía, respeto, trabajo en equipo, limitaciones y fracasos; toda esta ola de emociones serán vividas y en el campamento deberán aprender a manejarlas, disfrutarlas y aprender de ellas.

Realizar actividad física

Para nadie es un secreto que las nuevas generaciones viven sumergidas en los equipos electrónicos y las redes sociales, sobre todo en la época vacacional cuando las rutinas son mucho más flexibles y no hay que despertar temprano para asistir a la escuela.

Las actividades en el campamento les permitirán a los niños establecer una rutina diaria que incluirá deberes, comidas en horarios establecidos y actividades físicas al aire libre.

Tiempo para aprender y jugar

La ventaja de los campamentos de verano es que los niños adquieren nuevas destrezas y habilidades sin que lo sepan, pues la mayoría de las actividades de enseñanza están vinculadas con juegos para que capten la información de forma divertida y salir de la rutina del aprendizaje con libros, lápiz y cuaderno de notas.

Conectarse con la naturaleza

No importa la categoría del campamento o si es realizado en la ciudad, por lo general las instalaciones siempre cuentan con espacios abiertos.

Por qué son buenos los campamentos de verano para los niños
Las actividades al aire libre estimulan el aprendizaje

Diversos estudios han demostrado que la realización de actividades en la naturaleza estimula el aprendizaje, los sentidos y la creatividad.

Estimula el liderazgo de forma positiva

Muchos niños son líderes natos y no lo saben hasta que llegan a un campamento de verano y se pone en juego su capacidad de trabajo en equipo, toma de decisiones, empatía, comprensión y tolerancia ante el fracaso y compromiso por sacar su equipo adelante.

Todas estas cualidades son trabajadas de forma armoniosa y saludable en los campamentos de verano bajo supervisión de adultos profesionales.

Mejora la comunicación

El niño deberá aprender a comunicarse y relacionarse con otros niños a fin de expresar sus ideas, capacidades o limitaciones en las diferentes actividades.

Más Información: ¿Cómo preparar un botiquín para la montaña?

De igual forma el regreso a casa estará cargado de nuevas experiencias y anécdotas que de seguro querrá compartir con la familia mejorando la comunicación.