Saltar al contenido

¿Por qué son adictivas las Redes Sociales?

Los psicólogos advierten que la adicción a las Redes Sociales se deriva de una necesidad de compartir gustos y generar empatía con nuestros pares. La necesidad de revisar constantemente contenido digital y compartirlo a través de los canales de socialización que dispuso la tecnología es una forma de reflejar un “ser ideal”.

Las Redes Sociales y la socialización

Estar en un mundo virtual es algo que en la actualidad está al alcance de casi todos en el mundo. La conexión constante con personas o hechos que sobrepasan nuestras fronteras es tan real como la comunicación cara a cara.

Los psicólogos pusieron énfasis en estudiar las conductas que se derivan del uso constante de Redes Sociales. Y, más allá de hallar que se trata de egocentrismo, encontraron que es un mecanismo de generar empatía.

redessociales_2
Un like demuestra interés y la intención de seguir en contacto

A través de las Redes Sociales el mundo se hace más pequeño en relación al acceso a personas, lugares y hechos que están a distancia considerable. Asuntos a los que no se tendría acceso de no ser por contar con este tipo de canales.

Pero, no se trata solo de empatizar a través de lo que somos, sino de lo que también queremos ser. Del “ser ideal” que mostramos ante los demás.

Relacionado: ¿Por qué el olor es importante en la química sexual?

Por ejemplo, es común que las personas no solo compartan información sobre hechos sociales o políticos. También dan a conocer gustos que los definen o que desearían que los definieran.

Contenidos de publicaciones sobre animales, alimentos, gastronomía, moda, chistes, libros o películas. Estos son temas que dejan huellas digitales sobre la personalidad propia.

Puede haber casos en los que personas comparten temas sobre comida aunque no la hayan probado. Películas que están de moda aunque no la hayan visto. De esto se trata el ser ideal.

La socialización a través de Redes Sociales suele ser menos compleja que la que se da en el universo de la realidad. Está a solo un click, a un famoso “me gusta”.

Los “me gusta” de las Redes Sociales

Un “me gusta” en las Redes Sociales significa afinidad y empatía. Los usuarios acuden a este tipo de herramientas para mejorar las relaciones afectivas con sus contactos.

También es una forma de no perder el contacto con personas con las se generó algún tipo de relación. No importa si se trata de relaciones virtuales.

Es una manera de estar presente en las Redes Sociales y de hacer saber que se está presente. Los “me gusta” son hábitos comunes, que se hacen a diario.

redessociales_1

Muchas veces se trata de contenidos que no son compartidos en su totalidad. El click en ellos es solo para no pasar desapercibidos ante el usuario que los publica o postea.

Algo similar ocurre con los comentarios o las réplicas. Un comentario de Redes Sociales tiende a emocionar a quien lo recibe. Esa, entre tantas emociones que genera.

Los comentarios dan esperanza o certeza de que las opiniones que se generen en torno a una publicación despiertan interés. Además. Las Redes Sociales otorgan la libertad de decir lo que en el plano real no pudiera ser dicho.

El acoso en Redes Sociales

Una de las ventajas, o desventajas (dependiendo desde donde se mire), es el anonimato. Las personas pueden pasar de mostrar sus identidades en Redes Sociales.

Relacionado: ¿El demonio de Tasmania lucha contra la infidelidad?

Esto puede ser un arma de doble filo. Pues, por un lado da la liberta de expresar ideas sin que seas identificado y estigmatizado o clasificado por ello.

Pero también abre la compuerta a ofensas, malos tratos y difamaciones por parte de la persona oculta. El anonimato está protegido en Redes Sociales, a pesar de las acciones negativas que generen este tipo de usuarios.