Saltar al contenido

¿Por qué se quitan los zapatos en Japón?

La principal causa por la que los japoneses se quitan el calzado, es la higiene. Los zapatos acumulan mucha suciedad en su suela y tratan de evitar que esta ingrese al interior de la vivienda o local. Ademas, antiguamente los pisos estaban fabricados en madera muy difícil de limpiar.
Por otra parte, al quitarse los zapatos afuera se esta expresando respeto hacia los dueños de casa y los mayores del lugar.

¿Qué significa quitarse los zapatos en la cultura oriental?

En la cultura oriental, quitarse los zapatos antes de entrar a una casa es un símbolo de respeto.

Las familias orientales aprecian mucho el silencio ya que esto otorga equilibrio y armonía según el Zen. Por eso cuando un invitado se retira los zapatos antes de ingresar, esta mostrando respeto hacia la paz del hogar. Principalmente, expresa respeto hacia los propietarios del lugar y a las personas mayores de la familia.

¿Cómo es la costumbre japonesa de quitarse los zapatos?

Esta costumbre tiene muchos años de antigüedad. Es por esa razón que las viviendas se han construido con un recibidor, una especie de escalón, donde los invitados pueden dejar sus zapatos antes de entrar.
Este recibidor cuenta con un armario. Los zapatos allí deben acomodarse ordenados , siempre orientados hacia la puerta.
Ademas, al ser un escalón también es cómodo para sentarse y poder quitarse o ponerse los zapatos de forma más fácil y practica.

Relacionado: ¿Qué tan antiguo es el teatro Noh japonés?

En algunas casas, las familias cuentan con surippa. Se trata de un tipo de calzado sencillo que se utiliza para reemplazar a los zapatos convencionales al entrar a la vivienda. Generalmente se utiliza para no andar descalzos.

Otra versión de estos calzados son los toire surippa. Estos se utilizan específicamente para entrar al baño. Los japoneses consideran que esta es un parte de la casa muy contaminada y con esos zapatos de baño se evita llevar la suciedad al resto de la casa.

Más Información: ¿Qué es un bonsái?

Para entrar a los colegios japoneses los estudiantes también deben quitarse sus zapatos.
En la entrada cuentan con casilleros donde pueden guardar su calzado y donde encuentran los uwabaki para colocarse. Estos son calzados realizados en un tipo de goma blanda de color blanco.

La costumbre también acompaña a los adultos en sus trabajos. Antes de entrar a la oficina se deben quitar los zapatos y colocarse las surippa.
Este tipo de zapatillas tan sencillas no combinan con sus trajes de vestir, pero aun así las utilizan para seguir con las tradiciones de su cultura.