Saltar al contenido

¿Por qué se pelan las manos?

Las razones por las que se pueden pelar o descamar la piel de las manos son varias. Puede tratarse simplemente de la falta de humectación, o ser más grave y deberse a una enfermedad cutánea como la psoriasis. Al ser algo anormal, lo mejor siempre es consultar al medico.

¿Cuáles son las causas por la que se pelan las manos?

Las razones más comunes por la que la piel de las manos se descaman son:

Piel seca. La piel puede resecarse en cualquier parte del cuerpo, pero las manos al encontrarse más expuesta son las que más lo sufren. Cuando la piel se seca, se vuelve escamosa. Lo mejor es tratarlo aplicarlo crema hidratante varias veces al día.

Falta de hidratación. Beber una buena cantidad de agua por día es muy importante, no solo para refrescarse en los días de calor, sino para que todo el cuerpo se mantenga saludable. La piel necesita agua, de lo contrario se resecara y comenzara a pelarse.

Dermatitis. La piel descamada puede ser un síntoma de dermatitis, una enfermedad de la piel que inflama, reseca y causa picazón.

Enfermedades. Si la hidratación no es suficiente para solucionar el problema de la descamación de la piel de las manos, entonces lo mejor sera consultar al medico ya que la causa podría ser un sistema inmune debilitado y una bacteria que este afectando.
Ademas, también un mal funcionamiento de los riñones, el páncreas o el hígado pueden causar que las manos se pelen.

¿Es peligroso que se pelen las manos?

Por lo general, la resequedad y descamación de la piel de las manos no es algo peligroso. Aun así lo mejor siempre es consultar al medico ya que no es algo normal.

En ocasiones el organismo no esta funcionando como debe y se manifiesta con síntomas anormales, como la descamación de la piel. Lo más recomendable es consultar al medico para salir de toda duda.

¿Cómo evitar que se pelen las manos?

Para evitar las manos se descamen se pueden seguir algunos consejos sencillos:

  • Llevar una dieta variada y saludable, con alimentos que contengan vitamina A, C y E, muchas frutas y verduras.
  • Beber mucha agua. Lo recomendable es beber 2 litros de agua por día Esto beneficia a todo el organismo, principalmente a la sangre y la piel.
  • Orinar cuando sea necesario. Muchas veces las personas aguantan las ganas de orinar y esto puede causar infecciones que también afectan a la piel.
  • Tratar la piel con cremas hidratantes y áloe vera.
  • Mantenerse calmo. No permitas que el estrés haga estragos en tu cuerpo.