Saltar al contenido

¿Por qué se le cae el pelo a los perros?

A los perros se le cae el pelo por diferentes motivos. Principalmente se debe a una mala alimentación, aunque también puede tratarse de estrés, alternaciones hormonales o alergias.

¿Qué causa la caída de pelo de los perros?

Alimentación deficiente

Una mala alimentación en los perros, es decir una alimentación que no sea balanceada y que carezca de los nutrientes necesarios, produce la caída del pelo. La razón es sencilla, el organismo usa los pocos nutrientes para proteger primero a los órganos vitales y mantener las reservas de energía, el resto de las partes del animal queda débil, entre ellos el cuero cabelludo.

Este problema se puede solucionar al mejorar la alimentación del animal, incluyendo alimentos con proteína, vitamina B6, vitamina B12 y Omega, a su dieta diaria.

Estrés o ansiedad

Muchos perros padecen de estrés a causa de sufrir violencia o habitar en ambientes inadecuados para ellos. Este estado de ansiedad produce depresión en el animal, esto debilita su sistema inmunitario. Cuando las defensas bajan, el pelo comienza a caerse en forma excesiva.

Cambios hormonales

Por lo general, las perras comienzan a perder pelo en el momento en el que se quedan preñadas, esto se debe a los cambios hormonales que sufre el animal durante el proceso de gestación.
Cualquier alteración en las hormonas, produce cambios físicos en los animales y uno de ellos es la perdida de pelo.

Factores de clima

Otra de las causas que pueden afectar el pelaje de los perros, son los factores del clima. Hay estaciones del año en el que ellos mudan su pelo. Generalmente esto ocurre dos veces por año: en el comienzo de la temporada de verano y el comienzo de la temporada de invierno. Naturalmente su pelo se cambia para poder adaptarse al clima.

Enfermedad

  • Alergias: Los perros pueden sufrir de dermatitis a causa de una alergia. Ellos sufren un comezón intenso y al rascarse con sus uñas provocan lesiones en su piel y los folículos pilosos, por lo que el pelo comienza a perderse.
  • Parásitos: Puede tratarse de parásitos internos o externos. Los primeros se acumulan en el sistema digestivo del animal y le absorben los nutrientes que necesita para mantener su pelaje fuerte. En cambio, los parásitos externos como los ácaros, pulgas y garrapatas, afectan directamente a la piel.
  • Hongos: Si la piel del animal esta expuesta a la humedad, pueden desarrollarse hongos. Estos causan comezón, lastimaduras que forman costra y general la perdida del pelo, que se caracteriza por perdidas en círculos.