Saltar al contenido

¿Por qué se deben evitar los guantes de látex en la cocina?

Los guantes de látex no son recomendados para manipular alimentos ya que podrían convertirse en una fuente de contaminación.

¿Por qué los guantes de látex no son seguros al manipular alimentos?

Los guantes son un accesorio que dan la sensación de una mayor higiene y seguridad, pero no siempre es así. Es importante tener en cuenta que, al igual que las manos, los guantes pueden contaminarse.

Cuando las personas utilizan guantes de látex creen que no tienen que lavarse las manos con tanta frecuencia como cuando tienen las manos desnudas, esto aumenta el riesgo de contaminar los alimentos con bacterias y otros microorganismos.

¿Cuáles son los peligros de usar guantes de látex en la cocina?

Los guantes de látex crean un ambiente húmedo y cálido en su interior. Las manos, por lo general, siempre tienen bacterias y en este ambiente se multiplican.

Como las personas no manipulan los alimentos directamente con sus manos no se preocupan por sus uñas o por quitarse accesorios como anillos. Estos aumentan el riesgo de contener microbios. Es un peligro usar guantes de látex en estas condiciones.

Ademas, como las manos con guantes no se lavan tan seguido porque se cree que no es necesario, muchas veces se manipula carne cruda y luego otros alimentos cocidos o verduras y esto provoca una contaminación.

¿Cómo manipular alimentos de forma segura?

Para manipular alimentos de forma segura no es necesario utilizar guantes, en muchos casos no es recomendable utilizarlos. El único consejo es lavase las manos de forma correcta las veces que sea necesario.

No es que los guantes de látex estén prohibidos en la cocina, lo mejor seria reemplazarlos por guantes de otros materiales como polietileno o vinilo, y utilizarlos de forma correcta.
Estos son necesarios en caso de tener alguna herida en la mano así se evita contaminarse o transmitir enfermedades a los alimentos que se van a manipular.

Ademas para utilizar guantes en la cocina se deben lavar muy bien las manos y las uñas, y retirar todo anillo, pulsera y reloj. Las manos y los guantes deben estar secos para ser colocados.

Si se trata de un guante desechable, este debe ser cambiado después de cada actividad. En el caso de los guantes reutilizable debe ser lavado correctamente de ambos lados y dejar secar por el lado del revés antes de volver a utilizar.