Saltar al contenido

¿Por qué se celebra el Día Mundial de la Protección de la Naturaleza?

El Día Mundial de la Protección de la Naturaleza se celebra porque se necesita que la sociedad tome conciencia sobre lo importante que es anticiparse y prevenir los riesgos, y proteger los espacios verdes.

¿Por qué se celebra el Día Mundial de la Protección de la Naturaleza?

El 18 de octubre de cada año se celebra el Día Mundial de la Protección de la Naturaleza, así lo definió Kurt Waldheim para que la población comience a tomar conciencia sobre lo necesario que es prevenir y reducir los daños al medio ambiente.

¿Por qué se celebra el Día Mundial de la Protección de la Naturaleza?
¿Por qué se celebra el Día Mundial de la Protección de la Naturaleza?

Cuidar la naturaleza es vital para el planeta. Es sumamente importante que la sociedad sea educada sobre los cuidados ambientales y todos tengan el objetivo de proteger el entorno natural aplicando medidas sostenibles en todos los aspectos de la vida.

Origen e historia del Día de la Protección de la Naturaleza

El Día Mundial de la Protección de la Naturaleza tiene su origen el 16 de marzo de 1972, cuando el ex-presidente Juan Domingo Perón escribió una carta durante su exilio en Madrid y se la envío a Kurt Waldheim, que en ese momento era Secretario General de las Naciones Unidas.

En esa carta, Perón hablaba de una “marcha suicida de la humanidad” que había comenzado con la contaminación del medio ambiente y la biosfera, en la que los recursos naturales serian lapidados, la población crecería sin limite y la tecnología seria sobre-estimada.

Agenda 2030 de la ONU para proteger la naturaleza

Para las Naciones Unidas es una prioridad proteger la naturaleza y por eso en su Agenda 2030 tienen muchos objetivos relacionados con el cuidado ambiental.

Recomendaciones de la ONU para proteger la naturaleza
Recomendaciones de la ONU para proteger la naturaleza

Lo primero es lograr que la población tome conciencia que desde su lugar pueden hacer algo muy valioso y por eso les recomiendan:

  • Usar fuentes de energías renovables
  • Reciclar y reutilizar el plástico y todos los demás materiales y productos posibles
  • En lo posible, conducir vehículo que funcionen con biocombustibles o energía eléctrica solar. Si esto no es posible, se recomienda hacer mantenimientos regulares al vehículo.
  • En las ciudades, construir techos verdes.
  • Producir compost orgánico
  • Al hacer compras utilizar bolsas de tela orgánica
  • Reducir al mínimo la huella de carbono.