Saltar al contenido

¿Por qué se agrietan los talones?

La piel es la barrera protectora de nuestro cuerpo, por lo tanto, merece el cuidado adecuado para que pueda cumplir con su función, sin embargo, existen zonas de nuestro cuerpo cuya zona de piel es diferente, por ejemplo, la piel de los talones es más gruesa para poder amortiguar durante el caminar; si no se le da el cuidado pertinente, pueden surgir alteraciones y es cuando se producen los talones agrietados.

¿Por qué se agrietan los talones?

Los talones tienden a agrietarse por la resequedad que presenta la piel.

En este caso, la piel se endurece tanto que se desgarra formando líneas perpendiculares.

Por qué se agrietan los talones
Los talones se agrietan por la falta de hidratación en esa zona

La falta de hidratación conlleva a la aparición de estas grietas que pueden ir acompañadas de enrojecimiento, dolor incluso sangrado en los casos más intensos.

Es preciso atender estos casos pues se considera una herida abierta convirtiéndose en la puerta de entrada para microorganismos como bacterias y hongos que empeoran el panorama.

Causas de los talones agrietados

Existen enfermedades y factores externos que pueden contribuir al agrietamiento de los talones, a continuación mencionaremos algunas causas de este padecimiento.

Enfermedades

Entre las enfermedades se pueden nombrar las siguientes.

Diabetes

Las personas diabéticas presentan problemas de circulación sanguínea hacia los miembros inferiores.

Más Información: ¿Cómo evitar quemaduras los pies en la playa?

Así pues la piel de los talones tiende a ser más sensible y las heridas tardan más en curarse o cicatrizar.

Hipotiroidismo

En los casos de hipotiroidismo, la glándula de la tiroides no realiza su función correctamente por lo que puede afectar en la renovación de células haciendo que el proceso se haga más lento.

Psoriasis

Aquellos que padecen de psoriasis presentan heridas en los talones mucho más dolorosas en incómodas con escamas gruesas e inflamadas.

Factores externos

Otros factores pueden provocar el agrietamiento de los talones, entre los que se pueden citar.

Calzado inadecuado

El tipo de calzado influye mucho en la salud de los pies, sobre todo porque la zona de los talones deben de soportar el peso corporal.

Por qué se agrietan los talones
El uso recurrente de sandalias con el talón descubierto contribuye a su resequedad

Se debe procurar usar calzado con la suela apropiada que contribuya a la amortiguación, el uso excesivo de sandalias que dejan el talón descubierto contribuye con al resequedad de la zona.

Hábitos de higiene

Algunas personas acostumbran a lavarse los pies con agua muy caliente o darse baños muy prolongados, esto hace que se pierda la hidratación natural de la piel contribuyendo a la resequedad.

Durante el verano son muy comunes los baños en playas o piscinas, se recomienda ducharse al culminarlos para eliminar la sal o cloro de la piel; también es importante proteger la piel hasta los pies con protector solar.

Fumar

La nicotina afecta todo nuestro organismo, incluyendo la piel pues reduce el flujo sanguíneo y los nutrientes y oxígeno no son captados de forma correcta por las células.

Alimentación inadecuada

Nuestra piel puede ser el reflejo de lo que comemos.

Más Información: ¿Cómo cuidar los pies durante el invierno?

Un consumo balanceado de aquellos alimentos ricos en agua contribuye a tener un equilibrio de sales y minerales que se refleja en la humectación de nuestra piel.

Síntomas de los talones agrietados

Los talones agrietados se caracterizan por una serie de síntomas que pueden empeorar si no se toman las medidas necesarias para darle solución al padecimiento, los más característicos en orden de aparición son los siguientes.

  1. Aparece descamación en la zona
  2. Se produce picor
  3. La zona se enrojece
  4. Aparece la rugosidad y grietas perpendiculares.

Prevención

Algunas medidas preventivas para evitar este malestar es mantenerse hidratado, usar cremas hidratantes específicas para talones agrietados, aplicar exfoliantes para eliminar residuos e impurezas en la zona y utilizar un calzado cómodo y adecuado.

Si padeces de talones agrietados y sientes que tus síntomas no mejoran, debes consultar con un especialista.