Saltar al contenido

¿Por qué salen callos?

Los callos aparecen tras el endurecimiento de la piel, sobre todo en la planta de los pies y la palma de las manos. Se trata de piel engrosada que se forma tras la fricción constante y repetitiva de la piel con alguna estructura. Científicamente se le conoce como hiperqueratosis y se trata de la acumulación de queratina.

Callos protectores

Los callos aparecen por la presión constante que se ejerce en la piel. Sobre todo en la palma de las manos, en los dedos y en la planta de los pies.

Es un mecanismo de protección de la piel para evitar que salgan ampollas que puedan doler mucho más. Con esto, se establece que no se trata de una afección grave sino de un mecanismo de protección. La piel responde con la formación de capas gruesa de queratina para resguardarse de daños mayores.

callos_manos
Los callos son endurecimiento de la piel. Por ello, cuando aparecen la piel se vuelve escamosa y seca.

Se trata de piel distinta a la que conforma el resto de cuerpo. En estos lugares existe mayor sensibilidad que en el resto de la anatomía humana. Por ello es más proclive al endurecimiento de la piel cuando se hace un mayor esfuerzo o se ejerce mayor presión en estas zonas.

Hay lugares específicos donde salen los callos. La zona principal es en la planta de los pies. Sobre todo en el talón y en la parte superior de la planta. También los dedos suelen revestirse con esta capa de piel gruesa.

Por lo general, los callos aparecen a causa de un mal uso del calzado. Un zapato que fricciona constantemente, aprieta o simplemente no calza bien.

En los dedos y la palma de las manos también salen callos. Aparecen cuando se hace trabajo pesado o se toma con las manos objetos que ocasionan daños por su rusticidad.

Síntomas de la aparición de callos

Aunque se trate de un mecanismo de protección, representa una molestia y su aparición conlleva a una serie de síntomas. Estos síntomas pueden afectar a la persona, tanto estética como en su vida cotidiana.

callos_pies
Para los callos en los pies se recomienda el uso de plantillas para evitar fricciones.

Los callos son endurecimiento de la piel. Por ello, cuando aparecen la piel se vuelve escamosa y seca. O también sucede que la piel se torna endurecida y gruesa.

Las zonas que están afectadas pueden causar dolor e, incluso, sangramiento en algunos casos. Cuando más se ejerce fricción, mayor es el engrosamiento de la piel. Pues se forma mayor cantidad de queratina.

Si los callos no se remueven, tenderán a endurecerse con mayor facilidad y hasta quebrar parte de esa piel. Esto sucede sobre todo en la zona de los talones de los pies.

Relacionado: ¿Cómo afecta el frío a los seres humanos?

Tampoco suelen causar mayores daños. A menos que el paciente que los padezca sea también paciente diabético. También puede ocurrir que salgan úlceras en la zona de los callos. De ser así, se debe extirpar la callosidad y aplicar tratamiento médico con antibióticos.

Tratamiento para los callos

Lo que mejor funciona es el tratamiento preventivo para evitar los callos. Evitar el uso de zapatos apretados o que causen fricción inadecuada y malestar.

También proteger las manos con guantes cuando se hagan actividades pesadas. Estas pueden ser jardinería, plomería o cualquiera que se usen instrumentos que causen fricción.

Relacionado: ¿Qué es la borrieliosis?

Pero, en caso de que ya se tengan callos, se debe acudir al especialista. Ellos podrán determinar si necesita que sean eliminados con el uso de bisturí.

No obstante, a pesar de que la hiperqueratosis puede ser eliminada con bisturí, es probable que vuelva a aparecer en un tiempo. A esto se le denomina factor etiológico y significa que persiste el funcionamiento anómalo del pie.

Por ello se recomienda que los pacientes usen plantillas para evitar las fricciones de la piel.