Saltar al contenido

¿Por qué repetimos una canción en el cerebro?

El hecho de que tarareemos una canción constantemente, así no nos guste, tiene una razón. La melodía, o un extracto de una canción pegadiza, se “pega” en la corteza auditiva y de allí pasa al cerebro. Tal y como ocurre con los parásitos. El cerebro repite la melodía, intentando completar la canción.

Canción repetitiva

A menudo pasa que nos damos cuenta que repetimos una canción sin cesar. Aunque la melodía no nos guste o no sea del género que más nos agrada.

Por más que intentemos sacarnos la melodía de la mente, no podemos y el cerebro la repite constantemente.

cancion_2
El cerebro repite extractos de una canción pegajosa para completarla

Muchas veces desconocemos el nombre de la canción, o el origen. Tampoco podemos recordar donde la escuchamos que se nos fija de manera rápida en la cabeza.

Eso sucede por un proceso mental específico. La melodía se fija en la cabeza, pero no completa sino por extractos, en la corteza auditiva.

 

La corteza auditiva está en el lóbulo temporal. Se encarga de trasladar la información que recibe de los oídos hacia la parte interna del cerebro. También lleva información por la forma contraria.

Relacionado: ¿Por qué a algunas personas no les gusta el deporte?

Puede que escuchemos solo un pedazo de una canción pegajosa. Eso bastará para que el cerebro intente reproducir la música, tratando de completar la melodía.

Por ello es que repetimos la melodía de manera constante en nuestra cabeza. El mismo cerebro buscará seguir las letras y la melodía de la canción. Y esto se hace de forma involuntaria.

¿Podemos borrar esa canción del cerebro?

Cuando una canción pegajosa se inserta dentro del cerebro, es difícil sacarla. Y, mientras más una persona intente borrarla, más se fijará y la recordará.

Muchas veces el cerebro no fija la melodía sino la letra. Sucede a menudo con los comerciales publicitarios. Los jingles que son breves y de música pegajosa tienden a fijarse más en la cabeza de los consumidores.

No hay mecanismos únicos para quitarse de la cabeza una canción así. Psicólogos recomiendan sustituir por otra o tocar algún instrumento mientras el cerebro intenta pensar en la melodía que se le quedó “pegada”.

canción_1

También realizar actividades que requieran de algún tipo de concentración. Prestar atención a otras cosas hará que se suplante la melodía. Es muy probable que la melodía sea sustituida por alguna otra, de forma similar.

Sin embargo, este fenómeno es tan frecuente que le sucede al noventa por ciento de las personas. En la mayoría a mujeres.

Canción “disco rayado”

Investigaciones científicas desmontaron algunos mitos en torno a la repetición de canciones en el cerebro.

Antes aseguraban que solo canciones de mala calidad eran las que se tornaban pegadizas. Pero los estudios dieron con resultados diferentes.

Las que son del gusto más popular, son las que tienden a fijarse en la corteza auditiva.

También hallaron que mientras más música escuche una persona, más probabilidades tiene de que se enganche con una melodía. Un extracto de una música agradable quedará fijado en el cerebro de forma consecutiva e invasiva.

Relacionado: ¿Por qué ocurren los celos?

También, el cerebro hallará mecanismos para encontrar la ruta hacia el tema. Una palabra que coincida con la letra de la canción bastará para recordarla. También un acorde o el sonido de un instrumento.

Este tipo de melodías invasivas generalmente aparecen en el cerebro cuando hay poca actividad cognitiva. Cuando el cerebro no realiza mucho esfuerzo mental para completar una actividad.

En esos momentos en el que el cerebro entra en etapa de divagación o realiza actividades rutinarias y repetitivas.

De igual forma, cuando el cerebro intenta descifrar mecanismos para resolver algo difícil, aparece este tipo de melodías como una estrategia involuntaria de concentración.