Saltar al contenido

¿Por qué razón cambian de color las suculentas?

Los cambios de color en las hojas de las suculentas son provocados por el estrés que sufre la planta por exceso o falta de riego, no recibir suficiente luz y estar expuesta a clima fríos.

¿Cuáles son las causas del cambio de color en las suculentas?

Cuando las hojas de las suculentas comienzan a cambiar su color es muy importante determinar la causa para poder buscar una solución.

Las causas principales del cambio de color en las suculentas son:
Problemas en el riego: Las suculentas son un tipo de planta que no necesita mucha agua y el exceso en riego es uno de los problemas más comunes en su cuidado. Normalmente las hojas deben ser de tono verde, morado o rosado, pero si estas comienzan a tornarse transparente o amarillentas quiere decir que están recibiendo agua de más.

Exposición al sol: Estas plantas necesitan recibir entre 4 y 6 horas de luz por día. Si están expuestas a sol por más tiempo, las hojas tomaran un color rojizo y hasta marrón o negro porque están sufriendo quemaduras. Para recuperarlas solo bastara darle un descanso algunos días bajo la sombra o en el interior de la casa. El problema también se presenta si las suculentas reciben menos luz de la necesaria.

Clima frío: Las suculentas son plantas que se adaptan mejor a los climas cálidos, mientras que si se encuentran expuestas a temperaturas bajas terminan sufriendo las consecuencias. En este caso sus hojas perderán el color verde para lucir un tono naranja, rojo, morado o azul, lo que significa que la planta se esta muriendo. Es muy importante protegerla de las temperaturas bajas, si se pone color gris es porque se esta congelando y sera muy difícil recuperarla.

¿Cómo evitar que las suculentas cambien de color?

Para evitar que las plantas suculentas se estresen y cambie el color de sus hojas hay que tener en cuenta algunos consejos sencillos para su cuidado:

  • Riega la suculenta solo cada 3 ó 4 días
  • Para evitar que las raíces se pudran usa una maceta con buen drenaje
  • Coloca las plantas en un lugar donde reciban luz solar, pero no estén directamente expuesta a los rayos UV
  • Protege las plantas suculentas de las temperaturas bajas, si fuera necesario refugialas en el interior de la casa