Saltar al contenido

¿Por qué no hay que usar toallitas húmedas para bebés?

Las toallitas húmedas son productos no recomendados para los bebés ya que contienen químicos que pueden afectar la piel, las vías respiratorias y el hígado; ademas de bacterias que pueden causar infecciones urinarias y meningitis.

¿Por qué las toallitas húmedas para bebés son peligrosas?

Las toallitas húmedas se han convertido en un producto infaltable para las madres que tienen bebés. Se las ha utilizado para la higiene del pequeño en todo momento y lugar ya que resultan muy practicas. Pero en los últimos tiempos se ha alertado a los padres sobre los químicos que contienen estos productos y lo dañino que puede ser para la piel y la salud de los bebés.

Los componentes químicos de las toallitas húmedas pueden generar reacciones alérgicas, irritaciones, inflamación, manchas, ampollas, heridas y escamas en la piel. Sus efectos negativos no solo se muestran en la piel, sino también en el sistema respiratorio.
Actualmente muchas marcas de toallitas húmedas ya no utilizan parabenos en este producto ya que se ha confirmado que esta sustancia puede ser cancerígena, pero siguen empleando otros conservantes y componentes sintéticos, como el fenoxietanol. Este químico también es muy dañino, afecta al hígado y a los riñones, ademas de la piel.

Relacionado: ¿Los bebés pueden tomar sol?

También se ha encontrado que algunas toallitas húmedas contienen Enterobacter Gergoviae, una bacteria que puede provocar infecciones urinarias y meningitis en los bebés.

¿Qué productos pueden reemplazar a las toallitas húmedas?

Las toallitas húmedas no son recomendables para la higiene del bebé ya que aunque sean practicas resultan peligrosas por sus componentes químicos. Ademas, si se piensa en el cuidado del planeta, con estas toallitas se generan una gran cantidad de residuos contaminantes.

La mejor opción para reemplazar a las toallitas húmedas es usar un algodón o paño húmedo con agua y jabón neutro.

Más Información: ¿Cómo bañar a un bebé recien nacido?

Si se van a usar toallitas húmedas es importante comprobar que solo contengan ingredientes naturales y sean biodegradables.