Saltar al contenido

¿Por qué no hay que tomar agua con limón en ayunas?

Existen muchos mitos sobre los beneficios de tomar agua tibia con limón en ayunas pero muy pocos de ellos están comprobados. Puede ser bueno para hidratarse o combatir el estreñimiento, pero el limón es muy ácido y puede causar molestias estomacales y dañar el esmalte dental.

¿Para qué se dice que es bueno el agua tibia con limón en ayunas?

Se recomienda beber un vaso de agua tibia con limón en ayunas para hidratar al organismo, pero esto se puede conseguir solo bebiendo agua, no es necesario el limón. Esta fruta es muy ácida por lo que si se va añadir al agua, solo se le debe agregar unas pocas gotas, de lo contrario puede causar acidez y otras molestias estomacales.

Muchas personas acostumbran a tomar un vaso de agua tibia con limón para adelgazar ya que se cree que así la grasa acumulada se disuelve más fácil. Esto no es cierto, el organismo no funciona de esta manera.

Este remedio natural también se recomienda para tratar la halitosis. El jugo del limón aumenta la producción de saliva, pero no es del todo bueno ya que puede desarrollar al crecimiento de estas glándulas y producir dolor.

Otro mito falso es que el agua con limón puede combatir los cálculos renales, pero no es cierto que este remedio natural los disuelve.

¿Por qué no es recomendable tomar agua tibia con limón en ayunas?

El agua tibia con limón en ayunas no es un remedio casero recomendable. No hay razones para tomar zumo de limón todas las mañanas ya que no tiene todos los beneficios que se cree y tiene contraindicaciones que pueden llegar a ser muy perjudiciales.

No es recomendable porque el limón es muy ácido. Quienes sufren de acidez o gastritis deben evitarlo por completo. Así también quienes no tienen estos problemas estomacales pero quieren evitarlos.

Ademas, la creencia que este vaso de agua tibia con limón aporta todos los nutrientes que se cree puede hacer que se descuide la dieta diaria y se generen carencias nutricionales.

Por ultimo, el agua tibia con limón en ayunas es muy dañino para los dientes. Este cítrico actuá como un corrosivo para el esmalte dental y el azúcar favorece el desarrollo de las caries.