Saltar al contenido

¿Por qué no hay que mezclar lejía y vinagre?

La lejía y el vinagre nunca deben mezclarse porque libera gas cloro que puede causar una intoxicación.

¿Es peligroso mezclar vinagre y lejía?

El nombre científico de la lejía es hipoclorito de sodio y el vinagre científicamente es llamado etanoico, ácido acético ó metilcarboxílico.

La lejía comúnmente se utiliza en la limpieza del hogar para desinfectar superficie. Así también es utilizada para blanquear ropa de color blanco que se haya puesta amarillenta o manchado. No es recomendable usarla en lugares cerrados ya que su químico es muy fuerte puede provocar ardor de ojos, erupciones en la piel y vómitos.

El vinagre, por su parte, es un producto de cocina que se utiliza para condimentar ensaladas. También es un limpiador y desinfectante natural, muy recomendado para desinfectar alimentos sin tener que recurrir a químicos que puedan contaminarlos.

La combinación de ambos productos, vinagre y lejía, causa la liberación de gas cloro que puede ser muy peligroso, mucho más todavía si se le agrega agua ya que se forma ácido clorhídrico.

¿Cuáles son las consecuencias de mezclar lejía y vinagre?

Nunca se debe mezclar vinagre con lejía ya que como resultado de esta mezcla se libera gas de cloro, un gas picante.
Este es muy riesgoso siendo que produce molestias en la garganta, tos, secreción nasal, dificultades para respirar e irritación de ojos.

A esta mezcla mucho menos hay que añadirle agua, lo que por lo general es muy común, ya que de ser así se forma ácido clorhídrico.

Este gas ingresa al organismo por medio de las mucosas. Produce inflamación, hinchazón y dolor. Ademas, también causa vómitos y falta de oxigeno ya que también se convierte en liquido y se mezcla con los ácidos del estomago produciendo ácido hipocloroso. Esto puede ser aun más peligroso ya que puede causar un edema de pulmón.

¿Cómo actuar en caso de intoxicación con lejía y vinagre?

Si por error se llegaran a mezclar lejía y vinagre, en caso de intoxicación se deben tener en cuenta algunos consejos:

  • Abrir las ventanas y puertas para ventilar la habitación
  • Salir al exterior a tomar aire fresco
  • Normalmente la intoxicación es leve así que con airearse es suficiente
  • No provocar el vomito
  • Usar solución fisiológica para lavar los ojos y aliviar la irritación
  • Cambiar la ropa ya que el ácido queda impregnado en el textil
  • Bañarse con agua tibia permaneciendo en la bañera o ducha por más de 20 minutos

Si estos consejos no son suficientes para aliviar la intoxicación sera necesario acudir a emergencias medicas.