Saltar al contenido

¿Por qué los quirófanos son fríos?

La verdadera razón por la que los quirófanos son fríos es para comodidad del equipo de salud que debe pasar largas horas abrigados con batas bajo el calor de las lamparas.

¿Por qué los quirófanos son fríos?

En los hospitales y clínicas medicas, el ambiente de los quirófanos se mantiene a una temperatura muy baja, por lo general entre 16º y 21ºC. Estos niveles pueden variar dependiendo el tipo de cirugía o el clima del lugar, pero básicamente siempre se mantiene a una temperatura mucho más baja que la temperatura ambiente.

¿Por qué los quirófanos son fríos?
¿Por qué los quirófanos son fríos?

Las habitaciones cuentan con un sistema de ventilación especial que libera aire frío por medio de rejillas ubicadas estrategicamente para mantener esta temperatura de forma pareja en todo el espacio.

Bacterias

La razón más conocidas por la que los quirófanos son fríos es para reducir las posibilidades de infección.

Las bacterias y otros microorganismos necesitan de un ambiente cálido y húmedo para desarrollarse y multiplicarse. Para evitar esto se procura mantener el quirófano a la temperatura más baja posible durante todo el procedimiento quirúrgico.

Equipo medico

En verdad, los quirófanos son tan fríos porque así los médicos y su equipo de asistentes se sienten más cómodos.

No estamos diciendo que se trate de un capricho. Los cirujanos y su equipo pasan largas horas trabajando bajo los focos de luz que se encuentran sobre la mesa y estos emiten una luz caliente que los hace sentir incómodos, causándoles dificultades en su trabajo.

¿Es verdad que el frio reduce las posibilidades de infección?

Aunque comúnmente se suele decir que los quirófanos son fríos para reducir las posibilidades de infección, algunos expertos de la salud no están de acuerdo con esta idea.

Si el paciente se somete a un ambiente frio, su temperatura corporal se reduce y esto aumenta el riesgo de sufrir una infección ya que no permite que la sangre circule por el cuerpo de forma correcta.
Además, el paciente puede sufrir de hipotermia y como consecuencia su sistema inmunologico se vuelve más débil para combatir agentes contaminantes e infecciosos.

Recomendaciones para el paciente quirúrgico

Para el paciente es mucho más beneficioso mantener regulada su temperatura corporal, algo que es difícil por el clima frio del quirófano para que los cirujanos y médicos se sientan más cómodos y puedan realizar bien su trabajo.

Recomendaciones para el paciente quirúrgico
Recomendaciones para el paciente quirúrgico

Se recomienda que le pida a los médicos que mantengan el quirófano a una temperatura adecuada y si tiene frío puede solicitar una manta.

Igualmente, los médicos también piensan en la comodidad y seguridad de sus pacientes, por lo que cuentan con dispositivos de calentamiento y las lamparas quirúrgicas que se encuentran sobre la mesa de operaciones proporcionan calor.