Saltar al contenido

¿Por qué los perros muerden?

Los perros muerden como método de defensa cuando se sienten amenazados. Frente a una persona o animal que los molesta, agrede o disgusta, el perro reacciona mordiendo para poder defenderse.

¿Cuáles son las razones por las que un perro muerde?

Existen diferentes razones por las cuales un perro puede reaccionar mordiendo a otro animal o a una persona. A continuación describiremos cuales son las razones principales que llevan al perro a reaccionar de esta manera.

Sentimiento de posesión: Los perros son animales muy posesivos, no solo con su espacio y sus objetos, sino también con las personas. Ellos quieren proteger lo que sienten como “propio” y lo hacen con mordidas.
Es por esto que se recomienda entrenar a los perros desde cachorros para que vivan en compañía de una familia y otras mascotas, aun así no se los debe molestar mientras comen o cuando se siente nervioso.

Temor: Los perros, como cualquier otro animal, pueden sentirse asustados y reaccionar mordiendo. Por lo general se asustan cuando están frente a personas o situaciones desconocidas.

Dolor: Un perro enfermo o dolorido puede ponerse agresivo. Ellos necesitan ser comprendidos y tratados con mucha delicadeza.

Cuidar a sus crías: Las perras que están preñadas o que ya tuvieron crías puede morder a cualquier persona o animal que represente una amenaza para sus pequeños cachorros.
Es aconsejable dejar que la perra cuide a sus crías como lo dicta su instinto maternal en un lugar tranquilo, sin molestarla.

Cazar: Los perros, a pesar de haber sido domesticados, todavía mantienen su instinto y les gusta cazar.
Es por esto que ellos son capaz de morder a otro animal que pase corriendo o quieren atacar a las bicicletas y carros.

¿Cómo evitar que un perro muerda?

Para evitar que los perros muerdan es necesario educarlos desde cachorros. Cada vez que tengan una conducta agresiva o muerdan se los debe regañar para hacerles entender que esto no esta bien, al menos no con las personas y animales que forman parte de su entorno.

Si hay niños en la familia es importante que ellos aprendan que el perro no es un juguete, deben tratarlo bien y respetar sus posesiones.

Conocer el lenguaje corporal de un perro ayudara mucho a saber si se encuentra asustado o enojado y se esta preparando para atacar, de esta forma se podría actuar rápido y evitar las mordidas.