Saltar al contenido

¿Por qué los juguetes magneticos pueden ser peligrosos?

Los juguetes magnéticos que se pueden encontrar en el mercado, como los imanes para el refrigerador con los que muchos niños juegan, pueden ser muy peligrosos si son ingeridos pudiendo causar daños en el sistema digestivo, hasta la muerte.

¿Cuáles son los riesgos de los juguetes magnéticos?

Ya se ha advertido muchas veces sobre los peligros de los juguetes con imanes magnéticos ya que la mayoría de ellos son muy pequeños y pueden ser ingeridos por accidente.

Esto es riesgo muy grande ya que un imán puede causar muchos daños en el sistema digestivo, como una obstrucción o perforación intestinal, provocando muchos otros problemas y enfermedades.

Los niños que accidentalmente se tragan un imán deben ser sometidos a una cirugía con urgencia. Si se trata de un solo imán de tamaño pequeño, quizás este objeto pueda pasar por el sistema digestivo sin provocar daños.
El problema es mayor cuando los niños de forma accidental se tragan dos o más imanes. Estos se atraen entre si dentro del cuerpo, en el interior del estomago o intestino, pudiendo atrapar algún tejido blando y provocar el desarrollo de fistulas.

Ademas, el imán dentro del organismo también puede causar el envenenamiento de la sangre. En casos más graves, hasta puede llegar a provocar la muerte.

¿Cómo evitar accidentes con los juguetes magnéticos?

Los padres vigilan mucho a sus hijos cuando son bebés, pero cuando van creciendo ya comienzan a relajarse y esto es peligroso porque cuando los niños van ganando autonomía pueden estar más expuestos a riesgos y peligros.

La mejor forma de evitar accidentes con imanes es evitar totalmente este tipo de juguetes, que por cierto en muchos países ya están prohibidos en el mercado.
Ademas, también se deben retirar todos los imanes que haya a su alcance, como por ejemplo los imanes de la nevera.