Saltar al contenido

¿Por qué los caracoles salen después de la lluvia?

La razón por la que los caracoles salen después de la lluvia esta relacionada con la forma en la que se desplazan y su alimentación. Ellos pueden desplazarse más ágilmente cuando hay humedad y esto les permite llegar con facilidad a las plantas de las que se alimentan y regresar a su refugio por la noche.

¿Por qué los caracoles salen después de la lluvia?

Primero vamos a conocer un poco más sobre los caracoles. Se trata de moluscos gasterópodos que tienen su cuerpo protegido con un caparazón o concha en forma de espiral. Entre las diferentes especies que existen se pueden clasificar por caracoles terrestres y acuáticos.

Su caparazón se encuentra compuesto por carbonato de calcio y protege las partes blandas de su cuerpo del ataque de aves y otros animales, como también del sol en verano evitando que se sequen.

¿Por qué los caracoles salen después de la lluvia?
¿Por qué los caracoles salen después de la lluvia?

¿Por qué la lluvia atrae a los caracoles?

Es normal ver que la cantidad de caracoles en el jardín aumenta después de un día de lluvia ¿Por que sucede esto? ¿A los caracoles les gusta la lluvia?

Hay muchos mitos que explican la razón por la que los caracoles salen con la lluvia. No sabemos si les gusta o no, lo que si sabemos es que se ven beneficiados por el ambiente húmedo y eso es lo que los atrae a salir de sus escondites, principalmente a buscar comida.

¿Por qué la lluvia atrae a los caracoles?
¿Por qué la lluvia atrae a los caracoles?

Desplazarse

Los caracoles generan una baba húmeda que les sirve para desplazarse por las superficies. Ellos necesitan de la humedad para poder desplazarse con más facilidad. Si el ambiente es muy seco o caluroso, la mucosidad que producen se seca rápido y entonces les cuesta demasiado moverse de un punto a otro.

Alimentarse

No son capaces de moverse más rápido y por eso hacen un gran esfuerzo para llegar a las plantas de las que se alimentan, mucho más porque ellos comen las hojas de las ramas más altas.

Regresar al refugio

Aprovechan el ambiente húmedo después de la lluvia, como también la noche cuando ya refresca, para poder ir hasta las plantas, alimentarse y poder regresar a sus refugios en la tierra y las rocas.

Muchas veces se puede observar caracoles adheridos a los troncos o ramas de los arboles, con el calor quedan allí y no pueden moverse, necesitan de un periodo de lluvia para poder continuar desplazándose.