Saltar al contenido

¿Por qué los cactus tienen espinas?

Los cactus son un tipo de planta suculenta que sufrieron una adaptación evolutiva, convirtiendo sus hojas en espinas. Estas cumplen varias funciones, principalmente les permiten mantenerse húmedas y frescas en el ambiente caluroso de sus hábitats. Ademas, también les sirven como arma para protegerse de los animales.

¿Por qué los cactus no tienen hojas?

Los cactus son un tipo de planta que forma parte de la familia de las suculentas. También son conocidos con el nombre de “cactos”.

Estas son plantas que poseen un abundante tejido vegetal. Se caracteriza por tener una buena cantidad de espinas.
Los científicos que las han estudiado aseguran que se trata de hojas que han evolucionado. Se cree que hace más de 50 millones de años antes, los cactus no eran plantas suculentas. Pero durante el tiempo fueron cambiando sus características para poder adaptarse al ambiente en el que viven. Una de estas adaptaciones han sido sus espinas.

¿Cuál es la función de las espinas de los cactus?

Las espinas de los cactus, en realidad, son hojas que poco a poco se han ido transformando para que estas plantas puedan sobrevivir en ambientes calurosos.
La principal función de las espinas es que la planta pueda desarrollarse y sobrevivir. Por eso le brinda protección para defenderse de los depredadores, humectación y frescura.

Más Información: ¿Cuáles son las fases de la fotosíntesis?

Los cactus son plantas que crecen en hábitats con temperaturas muy altas. Las hojas de estas plantas fueron evolucionando y convirtiéndose en espinas con el fin de perder la menor cantidad de agua posible.
Estas plantas están formadas por tallos gruesos y por medio de ellos realizan su respiración. No pueden poseer hojas porque perderían agua que necesitaran después. El tallo absorbe el agua con la que cuentan y realiza el proceso de fotosíntesis. Al ensancharse, las espinas se separan y permiten que el sol llegue al cuerpo de la planta.

Ademas, cuando los rayos del sol son muy intensos, el tallo se afina y las espinas se unen. De esta manera se forma una barrera que impide que la radiación llegue a la planta, brindándole la sombra que necesita para estar fresca.

Relacionado: ¿Cómo es el riego de las suculentas?

Por la misma razón es que algunos cactus tienen espinas blancas, y otros poseen pelusa. El color blanco refleja la luz del sol y protege a la planta. Y la pelusa cubre todo su cuerpo para evitar que quede expuesto.